Washington dice adiós a panda Bei Bei

Bei Bei, el panda gigante de 4 años que era una de las principales atracciones del zoológico de Washington DC, comenzó su viaje a China la mañana del martes.

FedEx Corp. es la compañía que proporciona el transporte para esta preciosa carga que regresa a China para ayudar en los esfuerzos de conservación de esta especie en peligro de extinción.

Bei Bei salió del Zoológico Nacional del Smithsonian a las 9:30 a.m. para el Aeropuerto Internacional de Dulles en el norte de Virginia, donde abordó un avión con destino a Chengdu, China. El vuelo sin escalas dura unas 16 horas.

Por la mañana, el equipo de preparadores del zoológico llegó a las 6:30 a.m. para ultimar los detalles de la partida de Bei Bei. El panda recibió su último “desayuno americano” de bambú y galletas de hojas y pasó un tiempo en su hábitat al aire libre.

Bei Bei se despidió con un último desayuno en suelo "americano".
Bei Bei se despidió con un último desayuno en suelo “americano”.

Ya aclimatado gracias al entrenamiento diario, Bei Bei fue llamado de vuelta al interior por la cuidadora asistente de pandas gigantes, Laurie Thompson, y luego trasladado a la caja de viaje personalizada aproximadamente a las 8:15 a.m.

El “FedEx Panda Express”, un avión 777F de diseño personalizado, es parte de la iniciativa de FedEx Cares, cuyo eslogan es “Entregar para bien”. FedEx utiliza su red global y experiencia en logística para ayudar a las organizaciones con necesidades de misión crítica en tiempos de desastre y para envíos especiales.

“Es un honor para FedEx que se le haya confiado el viaje de Bei Bei a su nuevo hogar en China”, dijo Richard W. Smith, vicepresidente ejecutivo de Soporte Global, presidente regional de Estados Unidos, FedEx Express.

“Nuestro equipo de expertos en logística, pilotos y conductores capacitados se enorgullecen de utilizar su experiencia para ayudar a apoyar los esfuerzos para preservar este querido y raro animal”.

La caja de viaje especializada construida por FedEx está hecha de acero y plexiglás y pesa aproximadamente 800 libras. Laurie Thompson, quien ha cuidado a Bei Bei desde su nacimiento, y Don Neiffer, veterinario jefe del zoológico, harán el viaje de 8,508 millas con él.

La caja en la que fue transportado el panda Bei Bei fue diseñada especialmente para su transporte hacia China.
La caja en la que fue transportado el panda Bei Bei fue diseñada especialmente para su transporte hacia China.

Monitorearán continuamente a Bei Bei durante el viaje y viajarán con un suministro de sus golosinas favoritas, que incluyen 66 libras de bambú, 2 libras de manzanas y peras, dos bolsas de galletas con leche, 2 libras de batatas cocidas y agua.

El equipo panda preparó a Bei Bei para la mudanza y asegurarse de que esté cómodo y seguro durante su viaje. Para aclimatarlo lentamente a la caja de viaje, los cuidadores le pidieron a Bei Bei que lo atravesara todos los días. Después de que se sintió cómodo haciendo eso, lo acostumbraron a pasar cortos períodos de tiempo con las puertas cerradas.

A su llegada a Chengdu, los nuevos guardianes de Bei Bei del Centro de Conservación e Investigación de China para el Panda Gigante lo llevarán a la Base Bifenxia Panda, donde permanecerá en cuarentena durante aproximadamente 30 días.

El equipo estadounidense lo seguirá, y Thompson permanecerá con Bei Bei durante unos días mientras se aclimata a su nuevo hogar. Bei Bei ingresará al programa de cría de pandas gigantes cuando alcance la madurez sexual entre 6 y 7 años.

Personal del zoológico de Washington prepararon bocadillos para el viaje de Bei Bei que dura 16 hora, sin escalas.
Personal del zoológico de Washington prepararon bocadillos para el viaje de Bei Bei que dura 16 hora, sin escalas.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza enumera a los pandas gigantes como “vulnerables” en la naturaleza. Se estima que hay 1.800 en estado salvaje.

Según el diario USA Today, los pandas gigantes han estado en la capital de la nación desde 1972, después de que el expresidente Richard Nixon visitó China ese año en un viaje oficial.

Según el zoológico nacional, la primera dama Patricia Nixon le dijo al primer ministro chino Zhou Enlai que le gustaban los animales, a lo que él respondió: “Te daré algunos”, Ling-Ling y Hsing-Hsing llegaron en abril y vivieron en el zoológico durante 20 años.

Sin embargo, nunca produjeron cachorros que sobrevivieran, y ambos murieron en la década de 1990. En 2000, Mei Xiang y Tian Tian llegaron al zoológico como parte de un acuerdo con las autoridades chinas, y desde entonces han tenido tres cachorros exitosos: Tai Shan, nacido en 2005, Bao Bao, nacido en 2013 y Bei Bei en 2015.

Como parte del acuerdo con los funcionarios de vida silvestre chinos, todos los cachorros nacidos en el zoológico se van a los 4 años.

El parque zoológico nacional del Smithsonian, en su página oficial de Facebook, transmitió el trasladado en vivo de Bei Bei y estará informando a sus seguidores hasta que sea entregado en su nuevo hogar.

 

(1/10)Bei Bei y su hermano gemelo que no logró sobrevivir, nacieron el 22 de agosto de 2015. Su madre es Mei Xiang, una de las pandas gigantes del Zoológico Nacional.
(2/10)El cachorro pesó 9,5 libras y desde entonces se convirtió en uno de los favoritos de los visitantes del zoológico de Washington.
(3/10)Bei Bei se ganó el cariño de los washingtonianos con su tierna apariencia.
(4/10)Las principales amenazas a las que se enfrenta el oso panda y que causan que esté en peligro de extinción, son la dificultad para reproducirse cuando están en cautividad, la destrucción de su hábitat y la caza ilegal.
(5/10)Debido a un acuerdo con China, país que tiene la mayor cantidad de osos pandas en libertad, todos los pandas que hayan nacido en cautiverio e otros países, y cuyos padres hayan sido donados por China, deberán ser retornados a un santuario para poder ser regresados a su hábitat natural y para reproducirse. 
(6/10)Bei Bei vivió durante 4 años en el zoológico de Washington DC.
(7/10)Cuando Bei Bei cumplió un año de edad, el zoológico celebró con todo el público que los visitó.
(8/10)Antes de ser llevado al santuario en Chengdu, China, Bei Bei tendrá que pasar en cuarentena en el aeropuerto.
(9/10)Los cuidadores de Bei Bei prepararon una serie de bocadillos para que comiera en el viaje hasta China que duraría 16 horas sin escalas.
(10/10)Fedex fue la compañía que se hizo cargo del tralado de Bei Bei y para ello preparó un avión especialmente para ello y una jaula especial.

 

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com