Vinculan medicinas a demencia y Alzheimer

Medicinas sin recetas podrían aumentar el riesgo de demencia y Alzheimer.
Medicinas sin recetas podrían aumentar el riesgo de demencia y Alzheimer.

Las drogas llamadas anticolinérgicos se encuentran en una variedad de medicinas, incluyendo antidepresivos y relajantes musculares.

Un nuevo estudio realizado por investigadores estadounidenses encontró que medicinas sin recetar, incluyendo las que fomentan el sueño, pueden aumentar el riesgo de demencia y de la enfermedad de Alzheimer entre personas mayores de 65 años.

Los medicamentos son llamadas anticolinérgicos, una clase de droga que bloquea el neurotransmisor acetilcolina y se encuentran en una variedad de medicinas que van desde antidepresivos a relajantes musculares.

Esas medicinas pueden causar una variedad de efectos secundarios, incluyendo sequedad de los ojos y de la boca, somnolencia y constipación.

Un estudio de esas medicinas encontró un alto riesgo de demencia entre adultos mayores que tomaron anticolinérgicos durante tres años o más.

Investigadores de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Washington siguieron a casi 3.500 hombres y mujeres ancianos, ninguno de los cuales aparentemente sufrían de demencia o Alzheimer al comienzo del estudio.

Ochocientos de los participantes que tomaron dosis diaria de las medicinas, incluyendo antihistamínico y medicamentos para el control de la vejiga, desarrollaron demencia, incluyendo Alzheimer, tras un seguimiento de siete años.

El creciente riesgo de demencia también fue visto entre los que tomaron medicinas, incluyendo antidepresivos tricíclicos para tratar la depresión.

El estudio fue publicado en la revista JAMA Internal Medicine.

Los investigadores dicen que las personas no deben entrar en pánico y dejar de tomar sus medicinas.

En cambio, recomiendan a quienes toman las medicinas sospechosas hablar con sus proveedores de salud, quienes pueden prescribir alternativas más seguras.

 

Artículos relacionados

Gran disminución en casos de ébola

La OMS dice que se ha registrado una disminución de más del 50% de casos de ébola en las pasadas dos semanas.

Un trabajador de la salud toma la temperatura a escolares en busca de síntomas de ébola, antes de que ingrersen a clase, en Conakry, Guinea.Un trabajador de la salud toma la temperatura a escolares en busca de síntomas de ébola, antes de que ingrersen a clase, en Conakry, Guinea.

El número de casos de ébola en el oeste de África disminuyó abruptamente la semana pasada, aumentando las esperanzas de que la epidemia regional esté menguando.

La Organización Mundial de la Salud dice que 145 nuevos casos de ébola fueron reportados en Guinea, Liberia y Sierra Leona en la semana que terminó el 18 de enero.

Solo ocho de esos casos provinieron de Liberia, una pequeña fracción de los 300 o 400 casos por semana durante agosto y septiembre.

Un total de 117 nuevos casos fueron confirmados en Sierra Leona, pero aun allí, la OMS dice que el número de nuevos pacientes está disminuyendo rápidamente. La más reciente cifra representa una disminución de más de 50% en las pasadas dos semanas.

Funcionarios de la ONU recibieron con beneplácito la reducción, pero enfatizaron en la necesidad de estar vigilantes y mantener las medidas que se están usando para controlar el virus del ébola.

La coordinador de ayuda de las Naciones Unidas, Valerie Amos, dijo que “la complacencia sería nuestro peor enemigo”.

Amos habló el miércoles en una conferencia de prensa en Davos, Suiza, en el Foro Económico Mundial. Allí, ella y el jefe de respuesta al ébola de la ONU, David Nabarro, lanzaron un pedido de $1.000 millones de dólares para el esfuerzo internacional contra el ébola.

 

Fuente:  VOA

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com