Venezuela: Trump dice estar dispuesto a reunirse con Maduro sólo para discutir una salida pacífica del poder

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que “tal vez pensaría” sostener una futura reunión con el presidente venezolano, Nicolás Maduro, si bien dijo estar “firmemente en contra de lo que está pasando en Venezuela”.

“A Maduro le gustaría tener una reunión. Y yo nunca me opongo a mantener reuniones, sabes, raramente me opongo a las reuniones”, dijo Trump en una entrevista con el portal Axios.

En la mañana del lunes, tras la polémica causada por sus palabras, Trump matizó en su cuenta de Twitter, donde afirmó que solo se reuniría con Maduro para buscar su “salida pacífica del poder”.

A diferencia de la izquierda radical, yo SIEMPRE estaré contra el socialismo y con la gente de Venezuela. ¡Mi gobierno siempre ha estado al lado de la libertad y contra el opresor régimen de Maduro! ¡Solo me reuniré con Maduro para discutir una cosa: su salida pacífica del poder!

Línea

Maduro este lunes también dijo estar “dispuesto”, aunque no se refirió a la condición expresada por Trump.

“Mi respuesta es que así como yo me reuní con (Joe) Biden (exvicepresidente de EEUU durante Barack Obama) y conversamos largamente y de manera respetuosa, cosa que quedó registrada en su momento, también en el momento que sea necesario estoy dispuesto a conversar respetuosamente con el presidente Donald Trump, de la misma manera que hablé con Biden, podría hablar con Trump”, expresó el mandatario venezolano.

Trump y Guaidó

Según los extractos de la entrevista adelantados el domingo por Axios, el mandatario estadounidense tampoco se mostró especialmente entusiasmado con el hombre que su gobierno reconoce como legítimo presidente del país sudamericano, Juan Guaidó.

“A Guaidó lo eligieron. Creo que yo no estaba necesariamente a favor, pero dije: a algunas personas les gusta, a otras no. Así que no tuve problemas”, dijo de la recomendación de apoyar al líder opositor.

Guaidó, titular de la Asamblea Nacional de Venezuela, se declaró presidente legítimo del país luego de la cuestionada victoria de Maduro en las elecciones de mayo 2018, que no fueron reconocidas por varios países.

Estados Unidos fue de los primeros países en reconocer a Guaidó presidente. Este año, Trump lo recibió en la Casa Blanca y fue invitado al discurso sobre el Estado de la Unión en el Congreso, donde el líder venezolano fue aclamado tanto por demócratas como por republicanos.

Según Axios, esto vendría a confirmar lo afirmado por el exasesor de Seguridad Nacional de Trump John Bolton, quien en un libro de memorias asegura que Guaidó es percibido como “débil” por el presidente estadounidense.

Línea

Una rectificación improbable

Por Guillermo D. Olmo, corresponsal en Venezuela

Una reunión de Donald Trump con Nicolás Maduro supondría una rectificación total de la política de Estados Unidos hacia Venezuela.

Aparte de las dudas acerca de si el presidente puede reunirse con alguien reclamado por “narcoterrorismo”, de lo que el Departamento de Justicia señala a Maduro, semejante encuentro borraría de un plumazo el que ha sido el guion del gobierno de Trump desde que se instaló en la Casa Blanca, basado en el apoyo a Guaidó y el repudio total de Maduro.

Trump llegó incluso a insinuar una posible intervención militar contra el gobernante socialista, repitiendo como un mantra que “todas las opciones están sobre la mesa”.

Trump y Bolton
Según Bolton, Trump considera que Guaidó es débil y Maduro fuerte.

Igual que aquella intervención nunca se produjo, hay motivos para dudar de que Trump vaya a verse con Maduro, menos después de que sus asesores le expliquen lo mal que les sentaría eso a muchos votantes latinos del estado de Florida, que puede ser decisivo en las elecciones presidenciales de noviembre.

En su polémico libro, Bolton habla de que Trump ya había mostrado en privado su disposición a verse con Maduro y retrata a su antiguo jefe en la Casa Blanca como un líder veleidoso, con tendencia a desconfiar de sus asesores y de las políticas por ellos diseñadas, lo que explicaría que se prodigue en declaraciones en las que contradice abiertamente las directrices de su Departamento de Estado.

En lo que respecta a Venezuela, esa faceta de Trump no había asomado a la luz pública. Hasta ahora.

Bien pudiera suceder que, como tantas otras veces, sus palabras no se concreten en hechos.

Línea
Nicolás Maduro
A Maduro le gustaría reunirse con Trump.

Por su parte, Maduro ha mostrado en diferentes ocasiones su disposición a reunirse con Trump.

Según Axios, el gobierno venezolano le ha solicitado a la Casa Blanca un encuentro en al menos dos oportunidades.

Y el portal cita a un exfuncionario del gobierno de Trump que afirma que durante 2017 y 2018 las posibilidades de una reunión entre Trump y Maduro era “una preocupación recurrente”.

El secretario de Justicia, William Barr, presentó el pasado marzo una acusación formal contra Maduro y otros destacados dirigentes chavistas ante los tribunales estadounidenses.

Barr anunció que Washington recompensaría con hasta US$15 millones a quien ofreciera información que facilitara la captura de Maduro, a quien su departamento acusa de estar al frente de una organización criminal para enviar toneladas de cocaína hacia Estados Unidos.

Entonces, el Departamento de Justicia, como ya hicieron antes otras instancias del gobierno de EE.UU., se referían al mandatario venezolano como expresidente Maduro.

 

fuente:bbcmundo