Una Tormenta solar podría golpear la Tierra y afectar las comunicaciones y red eléctrica

La NOAA advirtió que la tormenta es clasificación G1, por tanto no es una catástrofe, pero sí podría afectar el funcionamiento de teléfonos, señales de radio, televisión y sistemas de red eléctrica.

La Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA), una agencia del Departamento de Comercio de los Estados Unidos, advirtió que este jueves y viernes una tormenta solar golpearía la Tierra, pero no hay nada de qué alarmarse puesto que el rango de la tormenta solar es G1, clasificado como el impacto más bajo.

Dado a este fenómeno, los teléfonos pueden dejar de funcionar, también las señales de radio, TV y cable pueden experimentar interrupciones. Además, los sistemas de la red eléctrica podrían sufrir cortes y la comunicación satelital terminar de forma abrupta.

“Dicha eyección llegará temprano o a medios del día UTC el 20 de agosto”, informó el Centro de Predicciones del Clima Espacial (SWPC) de la NOAA.

El anuncio se dio el 16 de agosto por astrónomos de la NASA, quienes detectaron una eyección coronal de masa de grandes dimensiones.

“Sabes que una explosión solar es poderosa cuando tarda dos horas en desarrollarse. Una erupción solar de clase B1 tardó aún más. La explosión de 2.5 horas envió una poderosa onda de choque a través de la atmósfera del Sol”, dijo en un comunicado Tony Phillips, astrónomo y científico de la NASA.

“Esta tormenta solar podría llevar las auroras a lugares como Northumberland y Norfolk del Reino Unido, Maine, Minnesota y Washington de los Estados Unidos, y hasta el sur de Nueva Zelanda y Tasmania” explicó en su cuenta de Twitter la física del clima espacial, la doctora Tamitha Skov.

Skov anticipó que podría ocurrir el conocido fenómeno de una aurora boreal, pero para latitudes medias y no solamente en el norte.

Según SWPC de Estados Unidos, las erupciones solares son capaces de producir rayos X fuertes que degradan o bloquean las ondas de radio de alta frecuencia utilizadas para la comunicación por radio. Estas enormes explosiones de plasma se originan en estructuras de campo magnético altamente retorcidas en el Sol. Cuando estas explosiones ocurren en regiones activas de manchas solares en el Sol, no es raro verlas asociadas con grandes erupciones solares.

Algunas eyecciones rápidas pueden llegar a la Tierra en tan solo 14 horas, mientras que otras pueden tardar varios días. Según el SWPC, “la primera señal de que una eyección de masa coronal golpea el medio ambiente terrestre es el salto de densidad del plasma debido al paso de la onda de choque”.