Una canción para Shira

F150802FFF10-586x357

 El asesinato de Shira Banki de 16 años de edad en el Desfile del Orgullo Gay de Jerusalem es una terrible tragedia para su familia y amigos, y para aquellos que imaginan un Israel que protege la libertad de todos.

Shira sucumbió a sus heridas este domingo en el Centro Médico Hadassah Ein Kerem de Jerusalem luego de luchar por su vida durante tres días. Shira fue apuñalada por Yishai Schlissel, un homófobo fanático que cometió un ataque similar en el desfile gay de hace una década en la misma ciudad, y fue puesto en libertad hace apenas unas semanas.

Shira dejó a sus padres y tres hermanos. La familia decidió donar sus órganos para salvar otras vidas.

“Nuestra mágica Shira fue asesinada porque era una adolescente feliz de 16 años de edad – llena de vida y amor – que vino a expresar su apoyo a los derechos de sus amigos para vivir como ellos desean. Por ninguna buena razón,debido al mal, la estupidez y la negligencia, la vida de nuestra hermosa flor se truncó. Cosas malas suceden a gente buena, y a nuestra increíble niña le ha sucedido algo muy malo. Nosotros, su familia expresamos la esperanza de menos odio y más tolerancia,” concluye el mensaje de la familia Banki.

Shira representaba lo mejor de la sociedad israelí.

Según testimonios de su familia y amigos, Shira logró combinar una fuerte ética sionista con los valores liberales y democráticos que forman parte de la Declaración de la Independencia de Israel.

Su participación en el desfile del jueves pasado era una manera de poner en práctica la promesa de que el Estado de Israel “asegurará la completa igualdad de derechos sociales y políticos para todos sus ciudadanos sin diferencia de credo, raza o género y garantizará la libertad de credo, conciencia, lenguaje, educación y cultura.”

Shira, alumna de la preparatoria Leyeda, de la Universidad Hebrea de Jerusalemy talentosa pianista de música clásica, fue al desfile para mostrar su apoyo a susamigos homosexuales.

Al marchar, demostraba que estas promesas no son nociones sin contenido, sino valores que ella misma pone en práctica.

Schlissel, el fanático que apuñaló a Shira y otras cinco personas, era un lobo solitario que no representa a nadie más que a sí mismo. Sin embargo, hay muchos otros que, como Schlissel, desean que el Desfile del Orgullo Gay de este año haya sido el último en Jerusalem.

Personas como el diputado Bezalel Smotrich de Habayit Hayehudí, quienrepresenta una gran franja de la comunidad sionista religiosa, llamó al orgullo gay “una blasfemia” que contamina la ciudad santa.

En los últimos diez años desde el primer ataque en el desfile de 2005, Smotrich y otros fanáticos protagonizaron un “desfile de los animales” cerca de la Knesset en Jerusalem comparando la homosexualidad con la bestialidad.

Estos fanáticos no deben ser libres de explotar el proceso democrático para limitar los derechos de los demás, ya sean homosexuales u otros grupos minoritarios de la sociedad israelí. Shira y otros participantes en el desfile del orgullo gay lo comprendieron.

Una manera de honrar la memoria de Shira es asegurarse de que el evento del año que viene en Jerusalem se lleve a cabo con la participación de grandes multitudes.

“Shira fue asesinada porque apoyaba valientemente la idea de que todos tienen derecho a vivir su vida con dignidad y seguridad”, dijo el Primer Ministro,Benjamín Netanyahu, en un mensaje de condolencia. “No permitiremos que el terrible asesino desafíe los valores básicos sobre los que se sustenta la sociedad israelí”.

El líder de la oposición Isaac Herzog (Unión Sionista) exigió que los grupos extremistas que incitan al odio sean excluidos y agregó que Shira había sido víctima del “terrorismo judío.”

“Lloro por Shira”, dijo Herzog. “Ella es de la edad de mis hijos. No toleraremos la violencia, el racismo o la homofobia de ningún tipo.”

No podemos dejarnos intimidar por la violencia e intolerancia de fanáticos. Se lo debemos a Shira Banki, quien fue sepultada en el kibutz Nahshón el lunes por la noche, por defender con valentía los valores articulados en nuestra Declaración de la Independencia. Que su memoria sea bendecida.

Una Canción para Shira

La siguiente interpretación fue dedicada a Shira a petición de sus padres:

Habla ahora niña yo te escucho,

El mundo entero escucha tus palabras.

Habla mi ángel, yo sé

que no siempre escucharon tu voz.

Hablen, labios descalzos. Hablen, ojos

mientras la leche se derrame de tu sonrisa.

Abraza todos mis temores con tus dos manos,

abraza osos grandes en tu sueño.

Un mundo nuevo y bueno te daré.

Con una mirada azul descubres ya

lo importante que es observar de pronto la media luna

que brilla amarillenta en la oscuridad.

pequeña, pues nada te dañará.

Un broche de mariposa sujeta tu cabello

Sé pequeña, pues nada escapará de ti.

Yo seré grande para ti también.

Hablen, labios descalzos. Hablen, ojos

mientras la leche se derrame de tu sonrisa.

Abraza todos mis temores con tus dos manos,

abraza osos grandes en tu sueño.

Un mundo nuevo y bueno te daré.

Con una mirada azul descubres ya

lo importante que es observar de pronto la media luna

que brilla amarillenta en la oscuridad.

Hablen, labios descalzos. Hablen, ojos

mientras la leche se derrame de tu sonrisa.

Abraza todos mis temores con tus dos manos,

abraza osos grandes en tu sueño.

Un mundo nuevo y bueno te daré.

Con una mirada azul descubres ya

lo importante que es observar de pronto la media luna

que brilla amarillenta en la oscuridad.

Lo importante que es observar de pronto la media luna

que brilla amarillenta en la oscuridad.

Habla ahora niña…

Palabras: Yehonatán Geffen

ֵMúsica: Korin Allal

Fuente: The Jerusalem Post – Editorial, Shironet

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com