Un alto Funcionario iraní promete respuesta calculada y decisiva por asesinato de Fakhrizadeh

Un alto asesor del líder supremo de Irán prometió este domingo que Teherán tomaría represalias por el asesinato de su principal científico nuclear, Moshen Fakhrizadeh, presuntamente, a manos de Israel.

“Sin duda, Irán dará una respuesta calculada y decisiva a los criminales que se llevaron al mártir Mohsen Fakhrizadeh de la nación iraní”, dijo Kamal Kharrazi, jefe del Consejo Estratégico de Relaciones Exteriores de Irán, reportó la agencia Reuters, de acuerdo con The Times of Israel.

Irán afirmó el domingo que una investigación inicial indicó que el asesinato del que fue considerado jefe del programa nuclear militar iraní, Mohsen Fakhrizadeh, tiene similitudes con un ataque a una de sus instalaciones de enriquecimiento de uranio a principios de este año, y que Israel parece estar detrás de ambos.

“En el incidente de Natanz, se puede decir que sus elementos son los mismos que los del incidente reciente, y parece que el régimen sionista está involucrado en estos casos”, dijo el domingo el portavoz de la Organización de Energía Atómica de IránBehrouz Kamalvandi, recogió The Teherán Times, en referencia al incidente de junio en la planta de uranio del centro de Irán.

Varios altos funcionarios iraníes indicaron que creían que Israel estaba detrás del asesinato de Moshen Fakhrizadeh en las horas posteriores al ataque, y un asesor del líder supremo de Irán prometió venganza. The New York Times, citando a tres funcionarios de inteligencia, reportó que Israel sería el responsable del ataque.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, llamó a Moshen Fakhrizadeh un “destacado y distinguido científico nuclear”. Jamenei dijo que la primera prioridad de Irán después del asesinato era el “castigo definitivo de los perpetradores y de quienes lo ordenaron”. No dio más detalles.

Irán ya ha sufrido varios ataques devastadores este año, incluido el asesinato del alto general Qasem Soleimani en un ataque de EE. UU. con drones en Irak en enero, y una misteriosa explosión e incendio que paralizó una planta de ensamblaje de centrifugadoras avanzadas en la instalación de Natanz, que se cree que fue un acto de sabotaje.

“Se han identificado los elementos y las razones detrás del acto de sabotaje en la instalación de Natanz, pero no es posible dar más información ya que el asunto está bajo investigación”, dijo Kamalvandi en sus comentarios del domingo.

Agregó que la respuesta al ataque debe ser doble: aumento de la producción nuclear y represalias contra los perpetradores.

“En el sector industrial, debemos duplicar nuestro trabajo, y en los sectores de seguridad, debemos dar una respuesta decisiva a estas medidas”, dijo.

En respuesta al asesinato de Moshen Fakhrizadeh, el parlamento iraní aprobó el domingo una serie de mociones de emergencia, incluido un proyecto de ley que requiere que la Organización de Energía Atómica de Irán aumente la producción mensual de uranio enriquecido para “varios fines pacíficos”, informó la agencia de noticias iraní Tasmin.

El proyecto de ley exige que la agencia atómica acumule al menos 120 kilogramos de uranio enriquecido al 20 por ciento en la instalación nuclear de Fordo y que también aumente el enriquecimiento en Natanz.

La medida, que aún debe ser ratificada, sería la más reciente violación de las restricciones al enriquecimiento establecidas por el acuerdo nuclear con Irán de 2015.

Legisladores, que iniciaron la sesión con cánticos de “¡Muerte a América!” y “¡Muerte a Israel!” también emitieron un comunicado exigiendo que Irán restrinja el acceso a los inspectores de la ONU en los sitios nucleares, según los medios iraníes.

Hablando después de la sesión, el presidente del parlamento, Mohammad Baqer Ghalibaf, dijo que se debe hacer que los enemigos de Irán se arrepientan de haber matado a Moshen Fakhrizadeh.

“El enemigo criminal no se arrepiente excepto con una fuerte reacción”, dijo en una transmisión en la radio estatal iraní.

Mientras tanto, el general de brigada Esmaeil Qaani, el nuevo jefe de la Guardia Revolucionaria de Irán, arremetió contra la “arrogancia global, el sionismo y los Estados que crean y fomentan el terrorismo” por matar a Mohsen Fakhrizadeh “con balas estadounidenses”.

Desde hace tiempo se sospecha que Israel llevó a cabo una serie de asesinatos selectivos de científicos nucleares iraníes hace casi una década, en un intento por frenar el programa nuclear de Irán.

Radio World Powered By : radioworld.com