Twitter suspende la cuenta de la embajada china en Washington

La compañía ha arremetido contra la embajada china en EE.UU. por una publicación en que supuestamente se tergiversaba la situación de los uigures, una minoría musulmana que ha sido reprimida por Beijing, en la región de Xinjiang.

SHANGHÁI, CHINA – Twitter ha bloqueado la cuenta de la embajada de China en Estados Unidos por un tuit que defendía las políticas de China en la región de Xinjiang, que la plataforma de medios sociales de Estados Unidos dijo que violaba la política de la firma contra la “deshumanización”.

La cuenta de la embajada de China, @ChineseEmbinUS, publicó un tuit este mes que decía que las mujeres uigures ya no eran “máquinas de hacer bebés”, citando un estudio reportado por el periódico estatal China Daily.

El mensaje fue eliminado por Twitter y reemplazado por una etiqueta que indica que ya no estaba disponible. Aunque Twitter oculta los tuits que infringen sus políticas, requiere que los propietarios de las cuentas eliminen manualmente dichas publicaciones. La cuenta de la Embajada de China no ha publicado nuevos tuits desde el 9 de enero.

La suspensión por Twitter de la cuenta de la embajada se produjo un día después de que la administración Trump, en su última hora, acusara a China de cometer genocidio en Xinjiang, un hallazgo respaldado por la administración entrante de Biden.

La administración de Biden no respondió inmediatamente a una solicitud de comentario sobre la medida de Twitter.

“Hemos tomado medidas sobre el tuit al que se ha hecho referencia para violar nuestra política contra la deshumanización, donde se indica: Prohibimos la deshumanización de un grupo de personas en función de su religión, casta, edad, discapacidad, enfermedad grave, origen nacional, raza o etnia”, reseñó un portavoz de Twitter el jueves.

La embajada de China en Washington no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios por correo electrónico. Twitter está bloqueado en China, pero es una plataforma cada vez más favorecida por los diplomáticos y los medios estatales de China.

China ha rechazado repetidamente las acusaciones de abuso en su región de Xinjiang, donde un panel de las Naciones Unidas ha dicho que al menos un millón de uigures y otros musulmanes habían sido retenidos en campamentos.

El año pasado, un informe del investigador alemán Adrian Zenz publicado por el centro de investigación de la Fundación Jamestown, con sede en Washington, acusó a Beijing de usar la esterilización y el abortos forzados y la planificación familiar coercitiva contra la minoría musulmana. El ministerio de Relaciones Exteriores chino dijo que las acusaciones eran infundadas y falsas.

La medida de Twitter también sigue a la eliminación de la cuenta del expresidente de Estados Unidos Donald Trump, que tenía 88 millones de seguidores, citando el riesgo de violencia después de que sus partidarios asaltaron el Capitolio de Estados Unidos este mes.

Twitter había bloqueado inicialmente la cuenta de Trump durante doce horas, pidiendo la eliminación de algunos tuits, antes de restaurarla y luego eliminarla por completo después de que el ahora expresidente violara las políticas de la plataforma de nuevo.