Trump emite prohibición a ocho aplicaciones de pagos chinas

Estados Unidos alega que las aplicaciones podrían ser usadas para tener acceso a información sensible de estadounidenses y su sistema financiero. China dice que tomará sus propias medidas para proteger a sus empresas.

WASHINGTON D.C. – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó el martes una orden ejecutiva prohibiendo las transacciones con ocho aplicaciones de software chinas, incluyendo Alipay, de Ant Group, informó la Casa Blanca en un comunicado, escalando las tensiones con Beijing dos semanas antes que el presidente electo Joe Biden asuma la presidencia.

La decisión busca enfrentar la amenaza a los estadounidenses presentada por aplicaciones chinas, que tienen enormes bases de usuarios y acceso a información sensible, dijo un funcionario de alto rango a la agencia Reuters.

La orden argumenta que Estados Unidos debe tomar “acciones agresivas” contra los desarrolladores de aplicaciones chinas para proteger la seguridad nacional del país.

La orden le encarga al Departamento de Comercio con definir qué transacciones serán prohibidas bajo la directiva, dentro de un plazo de 45 días, en la que también se menciona a QQ Wallet, y WeChat Pay de Tencent Holdings Ltd.

“Al tener acceso a aparatos electrónicos personales como teléfonos inteligentes, tabletas y computadoras, los chinos relacionados con las aplicaciones pueden tener acceso y capturar grandes lotes de información de usuarios, incluyendo sensible información personal e información privada”, afirma la Orden Ejecutiva.

Esa recolección de información “permitiría a China rastrear la ubicación de empleados federales y contratistas, y construir expedientes de información personal”, agrega el documento.

China, por su parte, dijo que tomará las medidas necesarias para salvaguardar los legítimos derechos de compañías ante la acción estadounidense, dijo el portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Hua Chunying, durante una rueda de prensa en la que agregó que Estados Unidos está abusando de su poder nacional y reprimiendo de forma no razonable a empresas extranjeras.

En una declaración emitida el miércoles por la tarde, el Ministerio de Comercio de China, dijo que la prohibición estadounidense va contra la libre competencia.

Asimismo, indicó, afecta los intereses de compañías chinas y de sus clientes, incluyendo a aquellos en Estados Unidos, que le habían dado la bienvenida a las aplicaciones como opciones de pago sin contacto durante la pandemia, agregó el ministerio chino.

La empresa Kingsoft dijo en una declaración publicada por medios oficialistas chinos que no anticipaba que la orden de Trump impactara el negocio de la compañía en el corto plazo. El equipo de transición del presidente electo Joe Biden rehusó hacer comentarios.

La orden busca reforzar el legado de Trump de una política dura contra China antes de la inauguración del presidente electo Biden, quien no ha dicho mucho sobre cómo planifica enfrentar las amenazas tecnológicas de China.

Biden podría, sin embargo, revocar la orden en su primer día en la presidencia, aunque su equipo de transición no respondió a una solicitud de comentarios sobre el asunto.