la vacunación de todos los israelíes mayores de 16 años para fines de marzo

A unas horas de que el confinamiento por COVID-19 Israel se endurezca, el primer ministro Benjamín Netanyahu anunció este jueves un nuevo acuerdo con Pfizer que, dijo, permitirá la vacunación de todos los israelíes mayores de 16 años para fines de marzo.

El mandatario israelí, durante un mensaje televisado, aseguró que este acuerdo concreta “un enorme avance” que sacará al Estado judío de la pandemia de coronavirus y “nos regresará a la vida cotidiana”. “Seremos el primer país que saldrá del coronavirus”, reafirmó Netanyahu.

Hasta el momento, Israel ha vacunado a más de un millón 500 mil personas con la primera de dos inyecciones de la dosis de Pfizer-BioNTech, entre personal médico, mayores de 60 años y grupos de riesgo, lo que mantiene al Estado judío como el primer país a nivel mundial en la administración per cápita de la sustancia, según el portal Our World in Data.

El gobierno israelí determinó desde diciembre, poco antes de comenzar con las inoculaciones y por razones médicas que tienen que ver con la naturaleza de la vacuna de Pfizer-BioNTech, no aplicar la dosis a menores de 16 años, mujeres embarazadas o en estado lactante y a personas que sufren de alergias severas.

Según abundó el primer ministro israelí, el acuerdo al que llegó su gobierno con la farmacéutica Pfizer, “nos permitirá vacunar a todos los ciudadanos de Israel mayores de 16 años para fines de marzo, o incluso antes. En otras palabras, vacunaremos a toda la población relevante y todo aquel que quiera hacerlo, podrá vacunarse”.

Netanyahu señaló que la operación de vacunación que se emprenderá luego de este nuevo acuerdo con Pfizer llevará por nombre “Regresamos a la vida cotidiana”. En los próximos días, indicó, se publicará el plan de vacunación que se emprenderá para ejecutar esta acción.

El primer avión que traerá consigo el nuevo envío de vacunas de Pfizer-BioNTech llegará el próximo domingo, pero más llegarán posteriormente, dijo. Como parte del acuerdo con la farmacéutica, se determinó que Israel “constituirá un país modelo mundial de una vacunación rápida en toda una nación”, aseveró.

Paralelo a esto, hoy llegaron a Israel alrededor de 100,000 dosis de la vacuna contra COVID-19 de Moderna, cuyo uso fue autorizado por Israel a inicios de esta semana. Jerusalén y la compañía estadounidense tienen un acuerdo de adquisición de seis millones de dosis.

Israel, eventualmente, compartirá datos estadísticos con Pfizer y con la comunidad internacional sobre su campaña de vacunación que ayuden a desarrollar estrategias al respecto, añadió Netanyahu, quien destacó la vanguardia a la que se encuentran los servicios de salud israelíes. “En verdad, una luz para las naciones”, declaró.

Según reportó el sitio Ynet, este adelanto en el suministro de vacunas por Pfizer a Israel se habría concretado luego de que el gobierno de Netanyahu aceptó a cambio de ello proporcionar a la farmacéutica, llegado el momento, dichos datos estadísticos de toda la población a vacunar que los servicios de salud israelíes recabarán.

La obtención de los datos estadísticos, que no obstante no comprometerían en absoluto la confidencialidad de los ciudadanos israelíes, servirían a Pfizer para analizar de manera técnica y específica los efectos de su vacuna, de acuerdo con el portal.

Netanyahu prometió que, en esperanza de que se cumpla la vacunación total de la población adulta para la fecha estimada por su gobierno, en la festividad de Pésaj de este año, que se marcará entre el 27 de marzo y el 4 de abril, los israelíes podrán celebrar en familia como siempre ha ocurrido.

“En la próxima noche del Séder de Pésaj, si no hay sorpresas, podremos, con ayuda de Dios, sentarnos juntos alrededor de la mesa de la fiesta [de Pésaj], con el abuelo y la abuela, con papá y mamá, con los hijos y los nietos. Y cuando se pregunte ‘¿Por qué es esta noche diferente a las demás?’, la respuesta será: ‘Todo cambió. Esta noche, todos estamos juntos’”, dijo.

No obstante, enfatizó que tanto Israel como el mundo transitan por un fuerte rebrote de la pandemia, advirtiendo que a esto se suma la llamada variante británica del virus, por lo que instó a los israelíes a “un último gran esfuerzo de todos”.

Para este jueves, al menos 4,548 nuevos casos de coronavirus se registraron en Israel, luego de que a inicios de semana se confirmaron más de 8,000 contagios en dos días, en una señal de que la pandemia está tomando nuevamente niveles agudos. En total, suman 470,151 casos acumulados y 3,549 muertes.

Ante ello, Netanyahu exhortó a los ciudadanos de Israel a cumplir con las normas que se aplicarán con el endurecimiento del nuevo confinamiento de al menos dos semanas que inicia este jueves a nivel nacional, que tiene como fin reducir los niveles de la epidemia.

“Y dentro de muy poco, para fines de marzo, en medio de la Operación ‘Regresamos a la vida cotidiana’, todos los ciudadanos israelíes podrán vacunarse, podremos abrazarnos unos a otros y regresar a la vida”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *