Testigo relata sobornos políticos a favor de presidente de Honduras

Este viernes se desarrolló el tercer día de juicio por narcotráfico en Nueva York contra Antonio ‘Tony’ Hernández, hermano del actual presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández.

El testigo cooperante Víctor Hugo Díaz, alias ‘El Rojo’, ofreció hoy otros testimonios -como los del jueves- que implican al mandatario hondureño, junto a policías y políticos que les habrían ayudado a saltarse las vigilancias establecidas.

‘El Rojo’ asegura haber ofrecido dinero para comprar votos y lograr la presidencia de Juan Orlando Hernández al congreso en 2010, pero señala que ‘Tony’ Hernández rechazó el pago debido a que ya tenía personas que pagaban por dichos sobornos.

Díaz aseveró que en 2009 hizo un pago de $100.000 dólares por concepto de sobornos, que fue directamente a pagos de campaña del Partido Nacional, para la presidencia de Porfirio “Pepe” Lobo al parlamento hondureño y la reelección de Juan Orlando Hernández al Congreso de la República.

Entre las personas presuntamente contactadas por Díaz, asegura, se encuentran Alexander Ardón, exalcalde hondureño; Javier y Lionel Rivera, y Rodolfo Irias Navas, actual Diputado al Congreso Nacional por el Partido Partido Nacional de Atlántida.

Es la segunda jornada en que ‘El Rojo’ se ha acercado al estrado a declarar, en testimonios que asocian a los hermanos ‘Tony’ y Juan Orlando Hernández en una trama que parece tener muchos tentáculos desde el tráfico de cocaína.

La defensa de ‘Tony ‘Hernández desacreditó al “testigo cooperante” ‘El Rojo’, señalando los delitos cometidos por Díaz y por los cuales se encuentra pagando una condena de la que aún no se ha dado a conocer su sentencia.

‘El Rojo’ ha sido acusado y sentenciado por los delitos de narcotráfico, homicidios y agresión física.

Frenar la acción policial

En la sesión de este viernes ‘El Rojo’ inculpó a varios oficiales de la policía de Honduras, quienes presuntamente recibían pagos para ayudar con información que evitara incautaciones de cocaína o detenciones de los narcos implicados.

Normando Rafael Lozano, el más alto oficial de la policía en el Departamento de Santa Rosa, dijo el ‘El Rojo’, que durante el año 2007 les proporcionó ayuda para custodiar cargamentos de coca por Honduras, especialmente en la localidad de Copán, limítrofe con Guatemala.

Según señala el testigo, Lozano acompañaba personalmente los cargamentos, escoltándolos con pistolas y fusiles de asalto.

Otro policía nombrado es Mauro Flores Santos, quien fue movido hacia La Entrada, Departamento de Copán, la ruta principal desde Honduras a Guatemala por el occidente del territorio nacional.

Al oficial Lozano lo trasladaron por solicitud de ‘El Rojo”, informó hoy, y añadió que se lo pidió al señor Tony Hernández por medio de sobornos.

En una ocasión, por el año 2008, graficó ‘El Rojo’, intentaron trasladar al oficial Flores Santos a la capital, Tegucigalpa, y Tony Hernández ayudó a evitarlo, mediante un pago de $5.000 dólares de coima.

Mauricio Hernández Pineda es un oficial de policía, primo de Tony Hernández. Este ayudaba a partir de información sobre retenes militares e investigaciones sobre tráfico de drogas, continuó el testigo.

Mauricio Hernández habría sido trasladado al Departamento de Santa Bárbara –limítrofe al norte con Guatemala-, a petición del ‘El Rojo’.

Otro policía nombrado es Giovanni Hernández, que traficaba con cocaína y habría ayudado al hoy testigo Víctor Hugo Díaz, alias ‘El Rojo’ en el año 2004.

Giovanni Hernández colaboraba con transporte de coca y aportaba la seguridad de los envíos a la frontera con Guatemala. Lo conoció, dijo, a través de Rubén Mejía, un narcotraficante hondureño que marcaba la droga con sus iniciales, ‘RM’.

Narcos tras fronteras

Otro personaje mencionado por ‘El Rojo’ es el traficante hondureño Marlon Recinos, quien recibía los embarques por La laguna de los Micos, uno de los más hermosos parajes hondureños.

En un encuentro que sostuvo hacia 2008, con la presencia de ‘Tony’ Hernández, ‘El Rojo’ asegura que se habló de la posibilidad de pagar la construcción de pistas clandestinas para aterrizar aeronaves con coca.

Para ese entonces, ‘Tony’ Hernández advirtió que no era un buen momento, pues la DEA estaba entrenando oficiales de la Fuerza Aérea hondureña para poder interceptar vuelos nocturnos.

Tony Hernández les informó cuando los entrenamientos concluyeron, dijo.

Luis Fernando Chang es un narco guatemalteco que compra aviones en Estados Unidos para llevarlos a Guatemala, allí, dice ‘El Rojo’, les modifica los tanques de gasolina buscando un mayor alcance de vuelo.

Alias ‘El Rojo’ asevera que ‘Tony’ Hernández tenía un laboratorio en conjunto con un narco que se hace llamar ‘El Cinco’, de origen colombiano, y que estaba ubicado en una zona llamada Aceiticos, en la frontera entre Venezuela y Colombia.

‘El Rojo’ señala que le pagaba $10.000 dólares por kilo de cocaína en cargamentos hacia Tres Cerros, en Honduras. Además, agregó le pagaba $50.000 más por información de radar y $5.000 por datos sobre retenes de policía, un dinero que iba a parar a las manos de ‘Tony’ Hernández.

Colaboración: Luis Felipe Rojas.