Suecia celebrará una conferencia internacional contra el antisemitismo

Suecia celebrará una conferencia internacional contra el antisemitismo en memoria del Holocausto en octubre de 2020, anunció este viernes el primer ministro sueco, Stefan Löfven, informó la agencia AFP.

La reunión de los jefes de estado y de gobierno se llevará a cabo en Malmö, al sur de Suecia, los días 27 y 28 de octubre después de la Declaración del Foro Internacional de Estocolmo sobre el Holocausto y 75 años después de la liberación del campo de concentración de Auschwitz.

“Encuentras el antisemitismo en Suecia, en Europa y en todo el mundo. El antisemitismo no es sólo un problema judío, es un veneno para toda la sociedad”, dijo Stefan Löfven a la AFP en una entrevista.

Anteriormente había expresado su disposición a organizar una importante conferencia sobre el antisemitismo.

El anuncio de Löfven se produce luego de que esta semana condenara el uso de consignas anti-israelíes, como “aplastar el sionismo, por miembros de su partido político durante una marcha ocurrida el pasado 1 de mayo en la misma ciudad.

Si bien las relaciones con Israel han sido tensas desde el reconocimiento que el Estado nórdico del Estado palestino por parte del primer gobierno de Löfven en 2014, el líder socialdemócrata ha tomado una postura contra el antisemitismo.

Después de los ataques terroristas de 2015 en París y Copenhague, el Centro Simon Wiesenthal convocó a una conferencia europea contra el antisemitismo.

Malmö se había ofrecido para organizar la conferencia, recordando que la ciudad dio la bienvenida a los judíos daneses que huyeron de la Dinamarca ocupada por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, así como a cientos de sobrevivientes de campos de concentración.

Entre 15,000 y 20,000 judíos viven en Suecia, un país de aproximadamente 10 millones de habitantes.

También es el hogar de varios cientos de miles de musulmanes, incluida una gran comunidad en Malmö.

Suecia ha acogido a 400,000 migrantes desde 2014, más que cualquier otro país europeo per cápita, principalmente de Siria, Irak, Afganistán y Eritrea.

Según las últimas cifras del Consejo Nacional de Prevención del Delito de Suecia en 2016, solo el tres por ciento de los delitos denunciados como de índole religiosa, étnica, política o sexual son antisemitas.

Pero los grupos de la comunidad judía afirman que han experimentado un aumento en actos y palabras hostiles debido a su religión. Varios ataques en los últimos años han apuntado a negocios de propiedad judía o sitios culturales y religiosos, particularmente en Malmö.