Roberta Jacobson afirma que “la situación en la frontera sur no ha cambiado”

La diplomática aseguró que la administración de Joe Biden está luchando por una política migratoria integral, pero que esto tomará tiempo y dijo que no es el momento de emigrar irregularmente a Estados Unidos.

“A los migrantes que están en marcha o piensan emprender el viaje irregular hacia Estados Unidos, la situación en la frontera no ha cambiado”, advirtió esta tarde Roberta Jacobson, asesora especial del presidente Joe Biden y coordinadora de la frontera sur de ese país, que colinda con México.

En una conferencia de prensa telefónica con medios de México y Centroamérica, Jacobson afirmó que el gobierno de Joe Biden está luchando por hacer una agresiva reforma migratoria que saque de las sombras a millones de indocumentados en el país.

Sin embargo, advirtió que esos cambios toman tiempo y adelantó que “los procedimientos no cambiarán de la noche a la mañana”. Por ello, llamó a los ciudadanos de México, Centroamérica y cualquier otro lugar que piensan emprender su viaje por tierra de manera irregular a territorio estadounidense a no arriesgar sus vidas o las de sus familias y acompañantes.

“La administración está comprometida con un proceso en la frontera justo, ordenado y humano, pero tomará tiempo para ocurrir”, aseguró.

Ante esto, mencionó que uno de los principales retos para con los gobiernos es mandar los mensajes claros, entre estos el peligro de llegar a la frontera sur estadounidense. Jacobson advirtió que hay redes de traficantes que, ante el cambio de gobierno estadounidense, están afirmando que es más fácil entrar al país, engañando a centroamericanos o mexicanos que buscan viajar. “Esto es falso y es muy importante informar a los ciudadanos de Centroamérica y de México cuál es la situación”, señaló la diplomática.

Además, advirtió que las grandes reformas que está planteando la administración Biden buscan beneficiar principalmente a personas que  estaban dentro de territorio estadounidense hasta el 1 de enero de 2021.

Una política más completa

Roberta Jacobson mencionó que la administración Biden presentó en primer día de su gestión una agresiva propuesta migratoria. Esta busca regularizar la situación de 11 millones de indocumentados y “sacarlos de las sombras”.

A su juicio, esto permitirá que ellos entren a la economía, contribuyan con impuestos y reciban todos los beneficios que reciben los ciudadanos estadounidenses lo más pronto posible. Esta iniciativa de ley que fue enviada al Congreso también incluye un proceso para que los amparados en el TPS y los jóvenes amparados en el DACA puedan acceder a residencia permanente y eventualmente a la ciudadanía.

Este programa, sin embargo, tomará tiempo y probablemente enfrentará resistencia del bando republicano, tradicionalmente reacio a grandes reformas migratorias, y particularmente a una de gran calado como la presentada por el presidente Biden al ramo legislativo.

Pero además de estos programas, la coordinadora de la frontera sur del país indicó que su país abandonará las políticas simplistas de la administración Trump y procederá a atacar las causas de el movimiento irregular de personas hacia Estados Unidos.

Esto incluye combatir la corrupción, enfatizó. Asimismo, trabajar en la gobernabilidad y la seguridad ciudadana de los países centroamericanos y de México. Este es un contraste con la administración Trump, que dejó en segundo plano el fortalecimiento democrático que hoy el gobierno de Biden quiere retomar y fortalecer, como un factor de prevención del éxodo masivo de ciudadanos.

“Queremos atacar las causas fundamentales de la migración. Si no atacamos la pobreza, la corrupción y la situación de inseguridad, no podemos cambiar la situación de los migrantes para que puedan tener una vida en sus países y un futuro para sus hijos”, añadió Jacobson.