Robert Mueller : Interferencia rusa en elecciones es la “mayor amenaza a la democracia”

El exfiscal especial de Estados Unidos, Robert Mueller, dijo en una audiencia ante el Congreso que la interferencia rusa en las elecciones es la mayor amenaza que ha visto en su carrera profesional.

Rusia está llevando a cabo este tipo de actividades “en este mismo instante”, declaró Mueller en un esperado testimonio ante el cuerpo legislativo. Mueller también condenó los elogios de Trump a WikiLeaks, que filtró correos electrónicos del partido Demócrata robados por Rusia.

El fiscal especial dijo que la investigación sobre la interferencia rusa no encontró pruebas suficientes para establecer cargos de una conspiración criminal entre la campaña presidencial del presidente Trump y Rusia, pero al mismo tiempo, dijo que su reporte no exonera al mandatario estadounidense de obstrucción a la justicia. “Eso no es lo que dice el informe”, sentenció.

Ante una pregunta sobre los comentarios de Trump respecto a Wikileaks (el presidente dijo que “ama” Wikileaks) después de que se publicaran los emails filtrados de la campaña de Clinton, Mueller declaró que calificarlos de “problemáticos” es subestimarlos, ya que dieron “esperanza o un empujón a lo que es o debería ser una actividad ilegal”.

Mueller dijo también dijo que Trump dio a los investigadores respuestas escritas a sus dudas, aunque hubiera preferido una entrevista cara a cara. Después de un año de negociaciones, el fiscal especial dijo que eligió no citar a Trump porque el gobierno anticipaba una batalla legal que hubiera causado un retraso importante al informe.

Mueller prestó juramento ante el Comité Judicial del Congreso el miércoles antes de dar inicio a un par de comparecencias televisadas en las que había mucho en juego para el presidente Donald Trump y los demócratas, que están divididos entre iniciar el procedimiento de destitución o centrarse en las elecciones de 2020.

El exfiscal especial, cuya investigación detalló extensos contactos entre la campaña 2016 de Trump y Rusia en un momento en que Moscú estaba interfiriendo en las elecciones de 2016 con piratería informática y propaganda, dijo que su reporte es “íntegro” y “justo”.

Mueller también reiteró que su informe afirma que sí hubo interferencia rusa en las elecciones y que el presidente Trump se negó a ser interrogado por su equipo, pese a que lo intentaron durante más de un año. El exfiscal especial señala que no podía imputar al presidente porque habría ido contra la Constitución, pero sí podría ser imputado cuando deje la presidencia.

Trump agradece a los demócratas por la audiencia

Por su parte, el presidente Donald Trump no esperó a que terminara la primera audiencia para cantar victoria y agradecer a los demócratas por la audiencia en la que participa Robert Mueller.

“…Ahora después de tres horas Robert Mueller debe someterse a #ShiftySchiff. ¡Una verguenza para nuestro país”, escribió Trump en Twitter.

El presidente escribió en Twitter cuatro veces durante la primera mitad del testimonio de Mueller, citando en gran parte la cobertura de la audiencia de Fox News, incluido el presentador Chris Wallace, quien dijo que “esto ha sido un desastre para los demócratas y un desastre para la reputación de Robert Mueller”.

El hijo mayor de Trump también tuiteó repetidas veces burlándose de la falta de familiaridad de Mueller con algunos aspectos de la investigación. “Es gracioso, Mueller no puede entender a los republicanos, pero puede entender en su totalidad a los demócratas.

Por su parte, el director de campaña de Trump, Brad Parscale, envió un comunicado en el que señaló que estas audiencias fueron un desastre para los demócratas. Dijo que este “espectáculo” ha sido siempre para intentar deshacer el resultado legítimo de las elecciones de 2016 y hoy “nuevamente fracasaron estrepitosamente”. Y que, según él, Mueller confirmó que no hubo obstrucción por parte del presidente.

“Casi tres años y decenas de millones de dólares se han desperdiciado en esta caza de brujas y ahora es incluso más evidente que los demócratas están completamente consumidos por su odio al presidente y la obsesión de anular la voluntad de las personas que lo eligieron”, agregó.

Por otro lado, el abogado del presidente Trump, Rudy Giuliani, resaltó las frecuentes interrupciones de Mueller al pedir que le repitan preguntas y tuiteó que Mueller fue “destruido por credibilidad, conocimiento, competencia y numerosos ‘Ahs’ pausas y excusas como ‘más allá de mi competencia'”.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, Nancy Pelosi, demócrata por California, dejó en claro que no buscará el juicio político, por ahora, en respuesta al testimonio del exasesor especial.

“El pueblo estadounidense ahora se da cuenta más completamente de los crímenes que se cometieron contra nuestra Constitución”, dijo durante la intervención de Mueller.

Más tarde señaló en una rueda de prensa que su testimonio “es un cruce de un umbral en términos de la conciencia pública de lo que sucedió”.

Por su parte, el candidato demócrata escribió en la mañana del miércoles, a través de Twitter: “Esta audiencia solo confirma los hechos: Trump invitó a un ataque a nuestra democracia, obstruyó la investigación y dejó claro que no habrá consecuencias por lanzar otra. Como he dicho desde que estaba corriendo en TX, él no es apto para el cargo. Comienza el proceso de juicio político ahora”.

Así mismo, la candidata Elizabeth Warren atacó al presidente, al tuitear: “Leí el informe de Mueller el día que salió. Tres cosas estaban claras: un gobierno extranjero hostil atacó nuestras elecciones de 2016, Trump agradeció su ayuda y Trump obstruyó la investigación de ese ataque. estoy de acuerdo con@NAACP—Es hora de comenzar el proceso de juicio político”.

Al iniciar su declaración, Mueller expresó que su testimonio sería “limitado” para no afectar casos abiertos o cuestiones que ocurrieron fuera de su competencia, y no hará comentarios sobre las acciones del fiscal general o del Congreso. Dijo que no iría más allá de lo que ya expuso en su reporte.​

Los demócratas, que controlan la Cámara de Representantes, esperan que su testimonio genere apoyo de la opinión pública en favor de sus propias investigaciones en curso sobre el presidente republicano y su gobierno, a pesar de que están debatiéndose sobre si iniciar o no el proceso legislativo que exige la Constitución de Estados Unidos para destituir a un presidente de su cargo por los “delitos y faltas más graves”.

No se esperaba que Mueller arrojara nuevas bombas, según los asesores demócratas, sino que más bien se ciñera al contenido de su informe de investigación de 448 páginas sobre la investigación de 22 meses de duración de la injerencia rusa en las elecciones. Mueller hizo una declaración inicial antes de responder a las preguntas.

Los demócratas esperaban que el exdirector del FBI, de 74 años de edad, diera a la opinión pública estadounidense un relato convincente de la amplia interferencia de Rusia, la disposición de la campaña de Trump a aceptar la ayuda de Moscú y los esfuerzos de Trump para impedir la investigación de Rusia que Mueller estaba investigando como una posible obstrucción a la justicia.

 

fuente:voanoticias