Reguladores europeos encuentran “vínculo” de coágulos en vacuna de Johnson & Johnson

Los expertos de la Agencia Europea de Medicamentos consideran que el riesgo de los coágulos es mucho menor que los beneficios de la vacuna.

La Agencia Europea de Medicamentos dijo este martes que aunque encontró un posible vínculo de la vacuna de Johnson & Johnson contra COVID-19 y los coágulos sanguíneos, sus beneficios son mucho mayores que los riesgos.

Los expertos del regulador de medicinas europeo, conocido también como EMA, explicaron que revisaron todas las pruebas actualmente disponibles de Estados Unidos, que son ocho casos de coágulos sanguíneos, entre ellos una muerte, y concluyeron en que eran extremadamente raros.

De todas formas, recomendaron que se agregue esa posible eventualidad a la lista de efectos secundarios de la vacuna, que generalmente suelen ser leves o moderados y mejoran uno o dos días después de la inyección.

“La combinación notificada de coágulos sanguíneos y niveles bajos de plaquetas en la sangre es muy rara, y los beneficios generales de la vacuna COVID-19 Janssen superan los riesgos de los efectos secundarios”, dijo la EMA en un comunicado.

Estados Unidos recomendó la semana pasada una “pausa” en la administración de la vacuna de Johnson & Johnson para investigar los informes de coágulos sanguíneos potencialmente peligrosos.

Los casos reportados fueron de seis mujeres que presentaron los coágulos en los días posteriores a la vacunación. Muchos expertos consideraron que el número era ínfimo entre casi siete millones de personas vacunadas en el país con la dosis única de Johnson & Johnson y que la pausa era injustificada.

Otros alegaron que la píldora anticonceptiva que toman las mujeres tiene más probabilidades de provocar coágulos sanguíneos que la vacuna de Janssen.

No obstante, Sudáfrica suspendió la semana pasa el uso de la vacuna y países como Italia, Rumania, Holanda, Dinamarca y Croacia almacenaron sus dosis.

El problema de los coágulos también ha afectado a la vacuna de AstraZeneca, la cual ha sido suspendida total o parcialmente en varios países europeos. La proporción también ha sido baja con respecto a las personas vacunadas, pero las naciones no quieren arriesgarse.

Las vacunas de Johnson & Johnson y AstraZeneca utilizan el misma tecnología, así como la rusa Sputnik y la china Sinovac. Todas preparan al sistema inmune a reconocer la proteína puntiaguda que cubre el coronavirus.

Los científicos sugieren que en algunas personas el sistema inmune desata una respuesta anormal que crea anticuerpos que atacan sus propias plaquetas.

El retraso con las vacunas de AstraZeneca y Johnson & Johnson ha sido un golpe para los esfuerzos de vacunación en los países de la Unión Europea, que ha estado plagada de problemas de suministro y logística, y complicado la confianza de la población en las inmunizaciones.

En Estados Unidos, el doctor Anthony Fauci, el principal especialista en enfermedades infecciosas del país, dijo que probablemente las autoridades de salud reactiven esta semana la vacunación con la dosis de Johnson & Johnson con ciertas restricciones o advertencias más amplias.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com