Qué se sabe hasta el momento de la explosión en Beirut en la capital de Líbano

Una masiva explosión sacudió la capital de Líbano este martes, provocando decenas de muertos, miles de heridos y muchos daños en la ciudad. Esto es lo que se sabe hasta el momento.

Alrededor de la medianoche del miércoles (tiempo local), el gobierno libanés comunicó su evaluación oficial de los hechos.

Un mensaje fue ofrecido a la prensa por Mahmoud al-Asmar, el Secretario General del Alto Consejo de Defensa de Líbano, citando una declaración del presidente Michel Aoun.

Según declaró el funcionario, la explosión estuvo ligada a la detonación de un total de 2,750 toneladas de nitrato de amonio, almacenadas desde el año 2013 y que se encontraban en el puerto.

El nitrato de amonio es un compuesto químico utilizado de manera común tanto como fertilizante como para la construcción de explosivos. En 1995, nitrato de amonio fue usado en el llamado atentado de Oklahoma en EE. UU., que dejo 168 muertos.

Asimismo, el funcionario aseguró que se establecerá un comité especial de investigación que tendrá como labor investigar las causas de la explosión y ofrecer su reporte dentro de los próximos 5 días.

El Alto Consejo de Defensa de Líbano recomendó al gobierno declarar a la ciudad de Beirut como una zona de desastre, declarar un estado de emergencia de dos semanas en la urbe y trasladar la responsabilidad de seguridad al Ejército.

El presidente Aoun calificó como “inaceptable” que se mantuvieran 2,750 toneladas de nitrato de amonio en el puerto por seis años sin las medidas de seguridad necesarias.

El jefe de Estado libanés, así como el primer ministro Hassan Diab, aseguraron que se buscará a los responsables y enfrentarán “duros castigos” por lo ocurrido.

Diab anunció que el miércoles será declarado como un día nacional de luto por las víctimas. El gobierno de Diab aseguró que todas las familias de las víctimas recibirán una compensación.

El mandatario libanés también hizo un llamado a la comunidad internacional para que extiendan asistencia y ayuda al país árabe frente a lo sufrido hoy por Beirut.

Un total de dos explosiones se registraron en Beirut, la segunda de ellas generando una poderosa onda expansiva que empujó todo a su paso a kilómetros del lugar de los hechos.

Hasta el momento, las autoridades libanesas hablan de más de 70 muertos y cerca de 4,000 heridos como resultado de la explosión.

De acuerdo con reportes, la explosión fue percibida hasta la isla de Chipre, que se encuentra a cerca de 180 kilómetros de distancia.

Múltiples videos e imágenes circulados en las redes sociales muestran daños en viviendas e infraestructura de la ciudad afectada por la onda expansiva.

Entre los fallecidos se encuentra Nizar Najarian, el secretario general del partido político libanés Kataeb.

La Fuerza Provisional de las Naciones Unidas para el Líbano afirmó que uno de su navíos se encontraba atracado en el puerto al momento de la explosión, que dejó heridos a un número no determinado de sus miembros que se encontraban ahí en ese momento.

Países como Francia, Irak, Catar, Kuwait, EE. UU. e incluso Israel, nación con la que Líbano no tiene relaciones diplomáticas y sí una larga historia de fricciones, han ofrecido ayuda al país árabe luego de la tragedia registrada en Beirut.

Contrario a lo sostenido por el momento por las autoridades libanesas, el presidente de EE. UU., Donald Trump, afirmó que generales del Ejército estadounidenses le han comunicado su parecer de que la explosión pudo ser resultado de “un ataque” con “una bomba de algún tipo”.

En los momentos posteriores a la explosión, Israel fue señalado como el probable responsable, pero autoridades del Estado judío negaron en absoluto poco después todas las acusaciones.

La explosión ocurrida en Beirut coincidió con la tensión que Israel vive desde hace dos semanas en su frontera norte, que comparte con Líbano y Siria, donde se mantiene alerta ante un posible ataque del grupo terrorista Hezbolá.

Hezbolá ha amenazado con atacar Israel luego de que uno de sus miembros murió durante un presunto ataque aéreo israelí en Siria el pasado 20 de julio, lo que llevó al Ejército israelí a reforzar y mantener en alerta máxima en el norte de Israel.

Dos infiltraciones de escuadrones terroristas en la zona de los Altos del Golán se han registrado desde entonces, lo que ha agudizado la tensión.

Una de ellas fue desde Líbano, ante la cual las tropas israelíes dispararon fuego de advertencia, lo que hizo huir a los sospechosos sin que se registraran mayores percances.

En tanto que en la segunda, registrada este pasado domingo, el escuadrón terrorista logró plantar explosivos en un puesto militar, antes de ser eliminados por las tropas israelíes.

El lunes, un día después de este último incidente, el Ejército israelí lanzó un ataque aéreo contra sitios militares del Ejército de Siria como respuesta al hecho.