PRIMERA ‘MINISTRA DE EXTERIORES’ DE JERUSALÉN

Por primera vez en su historia moderna, Jerusalén tiene su propio Ministro de Relaciones Exteriores. La vicealcaldesa Fleur Hassan-Nahoum, quien nació en Gibraltar, es hispanohablante, pasó años en Inglaterra y habla inglés con fluidez con un hermoso acento británico, posee el “portafolio de ministerio de asuntos exteriores” municipal y disfruta de cada momento.

Hassan-Nahoum es la hija de Sir Joshua Abraham Hassan, el primer alcalde y primer ministro de Gibraltar. Hizo aliá con su esposo en 2001 y fue reclutada por el Comité de Distribución Conjunta Judía Estadounidense, y más tarde por el Hogar de Niños Tikva con sede en Odessa, para establecer un Departamento de Relaciones Internacionales con sede en Israel. También fundó Message Experts, utilizando su experiencia como presentadora, abogada y recaudadora de fondos para ayudar a organizaciones e individuos a alcanzar sus objetivos a través de una comunicación efectiva.

Para Hassan-Nahoum, Jerusalén no solo es la capital del único estado judío del mundo, sino también el centro del mundo.

Debido a su demografía única, [Jerusalén] es también el lugar donde se resolverán todos los problemas de Medio Oriente“, dijo Hassan-Nahoum a The Jerusalem Post. “Jerusalén es el laboratorio para las soluciones de los desafíos en nuestro país y los problemas en toda la región y, por supuesto, en el mundo judío“.

Hassan-Nahoum es uno de los tres miembros de la coalición del alcalde Moshe Lion dentro del Consejo de la Ciudad de Jerusalén que provenía de listas que no están en la derecha política. Originalmente fue presidenta de Yerushalmim, una lista local que desapareció hace más de un año.

Durante la última campaña municipal, fue la número 2 en la lista de candidatos a la alcaldía Ze’ev Elkin. Elkin finalmente perdió ante Lion, pero Lion identificó sus capacidades para desarrollar relaciones internacionales, rara vez se centró en el Ayuntamiento, y la agregó a su coalición.

Me veo como una representante de Jerusalén en el mundo“, dijo Hassan-Nahoum. “La imagen de Jerusalén es extremadamente importante: tiene la imagen de la diversidad, de las innovaciones que hacemos aquí en muchos campos, pero es innovadora en la forma en que creamos una sociedad compartida. Jerusalén es el alma palpitante de todo el país“.

Hassan-Nahoum dice que considerar a los judíos de la diáspora en la toma de decisiones es importante para ella en su papel.

Siento que soy una de las únicas personas en el municipio que entiende que tenemos una responsabilidad con los judíos en la Diáspora“, dijo Hassan-Nahoum. “Entiendo las sensibilidades y lo que es vivir como minoría judía con sus dificultades y dilemas“.

Hassan-Nahoum enfatiza en muchas ocasiones cómo el crecimiento bilingüe y entre diferentes perspectivas y culturas la ha influenciado, ya que nació en Gibraltar y vivió en Inglaterra durante nueve años. Más tarde se casó con un hombre sefardí cuya familia es originaria de Iraq y ha vivido en India e Inglaterra. Como tal, dice, puede respetar la cultura árabe, un activo crucial para representar a la ciudad donde más de un tercio de la población es árabe.

Cuando se le preguntó cómo convence a los no judíos de que la ciudad debe permanecer unida, como cree, Hassan-Nahoum no duda ni un segundo.

¿Por qué [el rey David] hizo de Jerusalén su capital? La eligió porque nunca perteneció a una tribu”, respondió Hassan-Nahoum. “El ADN de Jerusalén es muy diverso. Tenemos inmigrantes aquí de todas partes del mundo. Tenemos diferentes religiones. Tenemos diferentes personas que ven a Jerusalén como parte de su ADN“.

En lo que respecta a cuestiones más terrenales sobre Jerusalén, Hassan-Nahoum señala que a pesar de convertirse en la ciudad más grande del país, Jerusalén ha mantenido parte de su sabor original.

Todavía se siente como un pueblo, porque sentimos que estamos todos juntos en esto“, dijo.

A medida que más estados reconocen a Jerusalén como la capital de Israel y optan por trasladar sus embajadas a la ciudad, el papel de Hassan-Nahoum como ministra de Asuntos Exteriores de la ciudad se ha ampliado. Mantiene un presente activo justo después de que se haya tomado la decisión diplomática para que pueda facilitar y establecer los lazos necesarios con los representantes extranjeros.

Cuando se trata de problemas locales, especialmente el problema de las dificultades para los inmigrantes que eligieron a Jerusalén como su nuevo hogar, Hassan-Nahoum comenta que, dado que Israel es un país de inmigrantes, estos problemas le parecen extraños.

Somos una familia; el pueblo judío es una tribu“, dijo Hassan-Nahoum. “Los nuevos inmigrantes tienen un papel muy importante que desempeñar en el desarrollo continuo del Estado y Jerusalén. Traemos ideas que tal vez se hayan perdido por ser una mayoría judía durante tanto tiempo”.

Fuente: The Jerusalem Post