Prematuro de dos meses infectado de COVID-19 en Jerusalén

La epidemia continúa trayendo estragos en la sociedad israelí. Esta mañana el Hospital Shaare Zedek, de la ciudad capital, informó el contagio de un bebé de dos meses.  El bebé, que nació en una condición de muy bajo peso y sufrió complicaciones graves debido a un parto prematuro, fue diagnosticado como portador después de una investigación en el centro médico.

Gracias a la investigación se supo que el bebé fue contagiado por una enfermera que trabaja en dicho hospital. Según el anuncio del hospital, la  empleada, que aparentemente fue contagiada fuera del hospital, realizó varios turnos limitados en la clínica la semana pasada, incluido un turno en la unidad prematura. Dicho bebé fue diagnosticado como portador del virus. En consecuencia, y para evitar cualquier posibilidad de contacto, varios miembros del personal y padres fueron llevados a aislamiento.

Una investigación epidemiológica encontró que el paciente solo estuvo expuesto en una habitación donde tuvo contacto con varios miembros del personal que llevaban máscaras quirúrgicas, dos pacientes y algunos miembros de la familia, y todos fueron puestos en confinamiento solitario. En el Hospital Sharee Zedek dijeron que “se están tomando todas las medidas para proteger al personal y mantener la seguridad del paciente de la manera más estricta”.

En números, Israel cuenta con 945 infectados, 15 de ellos recuperados y un fallecido.