Polonia conmemora inicio de Segunda Guerra Mundial

El presidente de Alemania expresó su profundo remordimiento por el sufrimiento que su nación infligió a Polonia y al resto de Europa durante la Segunda Guerra Mundial, advirtiendo sobre los peligros del nacionalismo cuando los líderes mundiales se reunieron el domingo en el país donde la guerra comenzó a costos incalculables.

“Esta guerra fue un crimen alemán”, dijo el presidente Frank-Walter Steinmeier a los principales líderes de Polonia, el visitante vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, la canciller alemana, Angela Merkel, y otros líderes mundiales en una ceremonia del 80 aniversario del inicio de la Segunda Guerra Mundial.

También asistieron veteranos de guerra polacos de edad avanzada que vestían uniformes militares y un sobreviviente del Holocausto con una estrella de David amarilla y la ropa rayada que los prisioneros usaban en los campos de exterminio nazis alemanes.

Steinmeier expresó su pesar por los asesinatos en masa cometidos por el régimen de Adolf Hitler en Polonia, que pagó un precio enorme por ser el lugar donde comenzó la guerra el 1 de septiembre de 1939. El presidente alemán expresó su gratitud a los polacos por los gestos de perdón que Polonia ha otorgado a cambio.

“Me inclino en luto por el sufrimiento de las víctimas”, dijo Steinmeier. “Pido perdón por la deuda histórica de Alemania. Afirmo nuestra responsabilidad duradera”.

Dos semanas después de la invasión alemana, el ejército soviético invadió Polonia desde el este, poniendo al país bajo una doble ocupación que vino con atrocidades cometidas por dos invasores. Para el final de la guerra, casi seis años después, unos 6 millones de ciudadanos polacos habían sido asesinados, más de la mitad de ellos judíos.

El presidente polaco, Andrzej Duda, recordó el inmenso sufrimiento de Polonia y pidió a los reunidos que no cierren los ojos ahora ante las tendencias imperialistas y los cambios fronterizos impuestos por la fuerza.

Duda citó la agresión contra Georgia y Ucrania, y aunque no nombró a Rusia, estaba claro que encontraba al país culpable como el agresor.

“Recientemente en Europa estamos lidiando con un retorno de las tendencias imperialistas, con intentos de cambiar las fronteras por la fuerza, con agresión contra los países”, dijo Duda. “Hacer la vista gorda no es la receta para preservar la paz. Es una manera simple de envalentonar a personalidades agresivas, una forma simple de, de hecho, dar su consentimiento para nuevos ataques”.

El presidente alemán tuvo una advertencia moderna sobre los peligros del nacionalismo y describió la unidad europea como una garantía para la paz en el futuro.

Las autoridades polacas no invitaron al presidente ruso, Vladimir Putin, a asistir a eventos de aniversario debido a la anexión de Crimea por parte de Moscú y el apoyo a los combatientes separatistas en el este de Ucrania.

La reciente rehabilitación de Rusia de la era estalinista, y un pacto que el líder soviético Josef Stalin hizo con Hitler que llevó al desmembramiento de Polonia en 1939, aparentemente también estuvieron detrás de las decisiones de no invitar a Putin. Eso representó un cambio desde hace 10 años, cuando Putin fue invitado en medio de intentos de descongelar las relaciones entre Occidente y Rusia en ese momento.

Originalmente, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tenía programado asistir al evento, pero canceló su viaje cuando el huracán Dorian se dirigía hacia Estados Unidos. Pence habló en nombre de Estados Unidos en Varsovia.

“Si bien los corazones de todos los estadounidenses están con nuestros conciudadanos en el camino de una tormenta masiva, hoy recordamos cómo la tormenta del siglo XX irrumpió en guerras e invasiones seguidas de indescriptibles dificultades y heroísmo del pueblo polaco”, dijo.

Pence afirmó que el pueblo polaco “nunca perdió la esperanza” y “nunca cedió a la desesperación”.

“El carácter, la fe y la determinación del pueblo polaco hicieron toda la diferencia”, dijo el vicepresidente estadounidense. “Sus opresores trataron de quebrarlo, pero Polonia no pudo ser fracturada”.

Durante las celebraciones en Varsovia, las campanas de las iglesias repicaron en toda la capital que las fuerzas alemanas arrasaron hace décadas. Los líderes polacos y extranjeros colocaron coronas de flores, y uno por uno hicieron repicar una campana.

Las celebraciones comenzaron a las 4:40 a.m. en los sitios de los primeros ataques alemanes: Wielun, una ciudad indefensa, y minutos después en la península de Westerplatte en Gdansk.

En Wielun, Steinmeier también expresó remordimiento, que según Duda proporcionó “satisfacción moral”. Se dirigió a su homólogo alemán.

“Señor presidente, gracias por su presencia y su actitud”, dijo Duda. “Puedo ver a un hombre que ha venido con humildad, una cabeza inclinada para rendir homenaje … para compartir el dolor”.

Minutos después, el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, y Frans Timmermans, un alto funcionario de la Unión Europea, encabezaron un evento en la península de Westerplatte, el sitio de la Costa Báltica, donde las tropas polacas resistieron para luchar en la primera batalla de la guerra.

“Hace ochenta años, se desataron horrores indescriptibles sobre la población polaca, horrores indescriptibles que debemos recordar para evitar que se repitan en Europa”, dijo Timmermans, el primer vicepresidente de la Comisión Europea. “¿Pueden imaginar en esta reunión que cada quinta persona sentada y parada aquí desaparecería repentinamente? Esto es lo que le sucedió a la nación polaca a manos de los crueles nazis que perdieron toda comprensión de la humanidad”.

 

fuente:voanoticias

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com