Policía surcoreana fracasa en el arresto del dueño del ferry

Barquitos de papel en recuerdo de los muertos.
Barquitos de papel en recuerdo de los muertos.

Seis mil policías surcoreanos desplegaron sin éxito un operativo en una comunidad religiosa en el sur de Seúl para tratar de encontrar al empresario buscado en conexión con el hundimiento del ferry en abril.

Pero Yoo Byung-un, el dueño de la compañía naviera Chonghaejin Marine a la que pertenecía la embarcación Sewol, continúa prófugo.

Yoo, de 72 años, es un miembro prominente de la Iglesia Bautista Evangélica de Corea y está acusado de desfalco, negligencia y fraude fiscal.

Aunque existe una recompensa de medio millón de dólares por cualquier información que conduzca a su arresto, él y sus hijos han logrado evitar la captura por más de un mes.

Más de 300 personas murieron o resultaron desaparecidas en el desastre, la mayoría adolescentes de un colegio en el norte de Seúl.

Contexto

Contenido relacionado

Tripulación de ferry hundido en Corea del Sur arriesgan pena de muerte

Lee Joon-seok

Lee Joon-seok, capitán del ferry, arriesga pena de muerte de ser encontrado culpable de homicidio con negligencia deliberada.

Comenzó en Seúl el juicio contra 15 miembros de la tripulación del ferry surcoreano que se hundió en abril.

El capitán, Lee Joon-seok, y tres integrantes de su equipo están acusados de “homicidio con negligencia deliberada”, un crimen que implica la pena de muerte.

De ser declarado culpable, los cuatro hombres podrían arriesgar la pena de muerte.

Los otros miembros de la tripulación enfrentan cargos menores como negligencia criminal o violación de la ley marítima.

Más de 300 personas murieron o resultaron desaparecidas en el desastre, la mayoría adolescentes de un colegio en el norte de Seúl.

El fugitivo

Protesta en Corea del Sur contra el gobierno tras el hundimiento del ferry

El hundimiento del ferry causó un clamor generalizado en el país.

Además de quienes están en juicio, el gobierno coreano ha lanzado una intensa búsqueda a nivel nacional de Yoo Byung-Eun, el empresario que se cree es el dueño de la empresa Chonghaejin Marina, a cargo del ferry hundido.

Yoo es buscado para ser interrogado sobre posibles cargos de malversación de fondos y negligencia criminal.

Los fiscales han ofrecido en US$500.000 recompensa en efectivo por información que conduzca al arresto de Yoo.

Su hija Yoo In-Som, de 47 años, fue detenida en mayo en su casa en París, bajo una orden de arresto internacional.

Las autoridades también están buscando a su hijo mayor, Yoo Dae-Kyun, y ofrecen US$100.000 por información que conduzca a su arresto.

 

 

Funete: BBC

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com