Plan saudí tiene como objetivo sacar a Irán y Hezbolá de Siria

Al-Hayat, dice que la iniciativa de poner fin a la guerra civil también vería suspendido el apoyo saudí a los rebeldes, despejando el camino para unas elecciones supervisadas por la ONU

Canciller ruso Sergei Lvrov con canciller sirio Walid Muallem Moscú 25.2.13 AP Ivan Sekretarev

Citando “fuentes saudíes de alto nivel”, el diario panárabe dijo que a cambio de una retirada de Irán y Hezbollah, Riyadh terminaría su apoyo a los rebeldes que buscan derrocar al presidente sirio Bashar Assad en una sangrienta guerra civil ahora en su quinto año. Esto entonces allanaría el camino para las elecciones parlamentarias y presidenciales bajo supervisión de las Naciones Unidas.

El informe dijo que Arabia Saudita alojó al asesor de seguridad de Assad y confidente cercano Ali Mamlouk en julio, en un encuentro que llegó unas tres semanas después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, se reuniera en San Petersburgo con el ministro de Defensa saudí Muhammad bin Salman.

Según el informe, Rusia cree que el apoyo de Arabia Saudita para la oposición siria ha alimentado la violencia en el país, mientras que Riad dice que está listo “para hacer cualquier cosa para detener el derramamiento de sangre siria”.

Mientras tanto, el canciller sirio Walid Muallem se reunió el miércoles con su homólogo iraní, Mohammad Javad Zarif en Teherán para discutir la guerra en Siria, informó la Agencia de Noticias Tasnim de Irán. Poco tiempo antes, Muallem también se reunió con el vicecanciller ruso Mikhail Bogdanov, que aterrizó en la capital iraní, ese mismo día.

Al igual que el régimen sirio, Hezbollah es una filial de Irán en la región, que recibe fondos y armas de la República Islámica, y ha enviado a miles de combatientes de apoyo al asediado Assad.

El mundo árabe se ha polarizado durante años en un conflicto de empeoramiento entre proxys de Irán y las potencias del Golfo, en particular Arabia Saudita, lo que alimentó las tensiones entre sunitas y chiítas y avivó las guerras.

En Siria, el apoyo de Irán ha asegurado la supervivencia de Assad contra los rebeldes sunitas respaldados por naciones del Golfo en la guerra civil devastadora.

Tariq al-Shammari, un analista saudí y presidente del Consejo de Relaciones Internacionales del Golfo, dijo a Associated Press el mes pasado que, tras el acuerdo sobre el programa nuclear de Irán, los países árabes del Golfo trabajarán para tratar de mantener a Teherán aislada política y económicamente, y señaló que Arabia Saudita en particular, ya ha dado pasos para mejorar las relaciones con Rusia, un fuerte aliado de Irán.

AP contribuyó con este reporte

Fuente: The Times of Israel

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com