Pandemia provoca aumento sin precedentes de la pobreza

CEPAL estima que el total de personas pobres ascendió a 209 millones a finales de 2020, 22 millones de personas más que el año anterior.

SAN FRANCISCO, EE. UU. – La pandemia del COVID-19 ha generado un aumento en los niveles de pobreza nunca antes visto en América Latina y ha disparado los índices de desigualdad, las tasas de ocupación y participación laboral, según el último informe presentado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

De acuerdo al informe Panorama Social de América Latina 2020, la región tuvo el año anterior 22 millones de nuevos pobres.

El organismo citó en una nota de prensa que en 2020 la tasa de pobreza extrema de la población se situó en 12,5% y la tasa de pobreza alcanzó el 33,7% de la población. Los datos indican “que el total de personas pobres ascendió a 209 millones a finales de 2020, 22 millones de personas más que el año anterior”.

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de CEPAL afirmó que “en la actualidad, se vive un momento de elevada incertidumbre en el que aún no están delineadas ni la forma ni la velocidad de la salida de la crisis. No cabe duda que los costos de la desigualdad se han vuelto insostenibles”.

El documento señala que el efecto adverso de la pandemia sobre los ingresos de las personas afecta principalmente a los estratos de ingresos bajos y medio bajos.

Ante la situación actual Bárcena  hizo un llamado a los Estados para crear “un nuevo pacto social”, y “dejar atrás la cultura del privilegio”.

El reporte advierte también sobre los fuertes impactos de la crisis del COVID-19 sobre el mercado laboral. La tasa de desocupación regional se ubicó en 10,7% al cierre de 2020, lo que representa un incremento de 2,6 puntos porcentuales respecto del valor registrado en 2019 (8,1%).

Agrega que la caída generalizada del empleo y la salida de la fuerza de trabajo ha afectado con mayor intensidad a mujeres, trabajadoras y trabajadores informales, jóvenes y migrantes.