Padres que fuman y el asma infantil

Los niños que están expuestos al humo de tabaco del padre mientras están en el útero pueden ser más propensos a desarrollar asma a los 6 años, según un estudio de cambios químicos en el ADN.

Si bien la exposición prenatal al humo se ha relacionado durante mucho tiempo con un mayor riesgo de asma infantil, el estudio actual ofrece pruebas recientes de que no solo el fumar de la madre embarazada puede causar daño.

Los investigadores estudiaron a 756 bebés durante seis años. Casi uno de cada cuatro fueron expuestos al tabaco por padres que fumaban mientras el niño se desarrollaba en el útero; sólo tres madres fumaban.

En general, el estudio encontró que el 31% de los niños con padres que fumaban durante el embarazo desarrollaron asma a los 6 años, en comparación con el 23% de los niños sin padres fumadores.

El asma también fue más común entre los niños cuyos padres eran fumadores más intensos, dijo por correo electrónico el autor principal del estudio, el Dr. Kuender Yang, del Centro Médico de Defensa Nacional de Taipei.

“Los niños con exposición al humo del tabaco paterno prenatal correspondiente a más de 20 cigarrillos por día tenían un riesgo significativamente mayor de desarrollar asma que aquellos con menos de 20 cigarrillos por día y los que no tienen exposición al humo del tabaco paterno prenatal”, dijo Yang.

Aproximadamente el 35% de los niños con padres que eran fumadores más intensos desarrollaron asma, en comparación con el 25% de los niños con padres que eran fumadores más ligeros y el 23% de los niños con padres que no fumaron durante el embarazo.

Fumar por parte de los padres durante el embarazo también se asoció con cambios en la metilación, un código químico a lo largo de la cadena de ADN que influye en la actividad de los genes, en porciones de genes implicados en la función del sistema inmunitario y el desarrollo del asma.

Los investigadores extrajeron el ADN de los bebés de la sangre del cordón umbilical inmediatamente después del nacimiento y examinaron la metilación a lo largo de la cadena de ADN. Cuanto más fumaban los padres durante el embarazo, la metilación aumentaba más en tramos de tres genes específicos que desempeñan un papel en la función inmunológica.

Los niños que tuvieron los mayores aumentos de metilación al nacer, que afectaron a estos tres genes, tuvieron casi el doble de riesgo de tener asma a los 6 años de edad que los otros niños en el estudio.

El estudio no fue diseñado para demostrar si la exposición prenatal al fumar podría causar directamente los llamados cambios epigenéticos o cómo esos cambios causan asma en los niños.

 

 

fuente:voanoticias

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com