“Niños que crucen a ese país no podrán quedarse en él”

SEWQ_bmlub3NfaW5kb2N1bWVudGFkb3MuanBnCruzar la frontera de forma ilegal a menores sin acompañamiento es muy peligroso y no garantiza que el pequeño podrá quedarse en Estados Unidos.

En un intento por contener el creciente flujo de niños indocumentados que cruzan solos la frontera entre México y Estados Unidos, el Secretario de Seguridad Nacional norteamericano, Jeh Johnson, lanzó un mensaje urgente en el que dijo que los pequeños no podrán permanecer ahí.

El anuncio ya ha generado muchas dudas con relación a la situación en la que quedan los menores que ya están en EE.UU.

Durante los últimos años, el número de niños interceptados cuando intentaban cruzar la frontera ha ido en aumento. Sólo en lo que va del año fiscal norteamericano (octubre a septiembre), la cifra alcanza los 47.017 casos. Expertos creen que para el cierre del año fiscal podría rondar los 60.000 casos, según el periódico elpais.com.

Las autoridades fronterizas se han visto desbordadas. El gobierno de Barack Obama la ha calificado de “urgente situación humanitaria” y ha ordenado el acondicionamiento de varios centros -como bases militares- en diferentes zonas del país para acoger a los menores, quienes además son sometidos a revisión médica y vacunados.

El administrador de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), Craig Fugate, y otros altos responsables de inmigración han rogado a las familias de menores en Centroamérica, especialmente de Guatemala, Honduras y El Salvador, a que no envíen solos a sus pequeños.

“La migración ilegal no es segura. Los centros (adonde van a parar en un primer momento los inmigrantes detenidos) no son un lugar para un niño. Poner a un niño en manos de organizaciones criminales de tráfico humano no es seguro”, resumió Johnson. “Ruego encarecidamente que ningún padre someta a un niño a esto”, agregó.

Sobre todo porque, recalcó, ninguno de estos miles de menores interceptados podrá beneficiarse ni de la “acción diferida” ordenada por Obama en 2012 -puesto que solo pueden acogerse los que estaban en el país antes de 2007- ni de la vía para la ciudadanía que contempla el -de todas maneras estancado- proyecto de reforma migratoria, ya que la fecha límite para poder calificar a ella es diciembre de 2011.

“Los demás no califican, los que cruzan la frontera hoy no califican”, insistieron Johnson y sus colegas una y otra vez.

Además, cualquier niño, aunque acabe siendo puesto bajo custodia de un adulto -algún pariente directo u otro guardián asignado- tendrá que someterse al “proceso migratorio” que suele acabar, en la mayoría de estos casos, en deportación, subrayó el máximo responsable de Seguridad Nacional, Johnson.

Frente a lo inequívoco de su mensaje para desalentar la llegada de más menores a Estados Unidos, Johnson dejó muchas, quizás demasiadas, dudas sobre lo que puede suceder con los menores que ya han sido interceptados y, especialmente, con los padres o familiares que los reclamen.

¿Qué pasa si el padre o madre del menor interceptado es indocumentado, puede reclamarlo sin temor a ser deportado también? Aunque se lo preguntaron insistentemente varios periodistas, Johnson eludió una respuesta directa y clara y se limitó a reiterar que enviar a pequeños sin acompañamiento a cruzar la frontera de manos de “coyotes” es una muy, muy mala idea.

Fuente; DLP
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com