Nigeria: algunas niñas secuestradas “nunca volverán”

0,,17630043_303,00El expresidente Olusegun Obasanjo acusó que su sucesor, Goodluck Jonathan, ha sido demasiado lento en responder a Boko Haram.

Alguna vez fueron aliados e incluso uno admiraba al otro, pero en diciembre pasado el expresidente de Nigeria, Olusegun Obasanjo, se volvió contra su sucesor, Goodluck Jonathan, y este viernes (13.06.2014) demostró que esa distancia sigue vigente al entregar a la prensa la visión más pesimista conocida hasta ahora sobre el futuro de las más de 200 escolares secuestradas por el grupo radical Boko Haram.

Obasanjo, que renunció en 2007 a su cargo como mandatario, pero que sigue siendo una figura muy influyente en la política nigeriana, acusó a Jonathan de haberse tomado demasiado tiempo para responder al secuestro masivo. “Creo que algunas de ellas nunca regresarán. Seguiremos escuchando hablar de ellas durante muchos años a partir de ahora”, lamentó el político, que gobernó en dos períodos distintos su país.

“Si las trajera a todas de vuelta, lo consideraría casi un milagro. ¿Usted cree que ellos (Boko Haram) las siguen teniendo a todas juntas? La logística para que hagan eso, mantener a 200 niñas juntas, es demasiada”, dijo Obasanjo. “Si la administración hubiera actuado rápido, las hubiéramos podido rescatar”, agregó, marcando la distancia que lo aleja de quien fuera uno de sus protegidos, el actual presidente Jonathan.El expresidente Olusegun Obasanjo.

El expresidente Olusegun Obasanjo.

Impotencia generalizada

Las palabras de Obasanjo con seguridad restarán esperanza a los padres de las muchachas secuestradas, quienes desde hace sesenta días esperan noticias de sus hijas, que fueron plagiadas desde una escuela en el pueblo de Chibok, el 14 de abril. Para algunos analistas, el problema de fondo es la diferencia que existe entre el norte musulmán y el sur cristiano. Goodluck Jonathan, cristiano, habría restado importancia a las acciones de Boko Haram debido a que ocurren en el norte del país.

Como sea, las críticas de Obasanjo subrayan las divisiones dentro del partido gobernante, profundizadas por el fracaso del Gobierno y el Ejército en rescatar a las niñas y por las elecciones presidenciales previstas para 2015. Muy cuestionada ha sido también la renuencia de Goodluck Jonathan de aceptar ayuda internacional en la búsqueda de las muchachas. Recién hace algunos días drones estadounidenses patrullan Nigeria y Chad en búsqueda de señales que permitan hallar a las estudiantes.

El pesimismo de Obasanjo es compartido por otros connotados personajes de la sociedad nigeriana. Nduka Obaigbena, líder de la Asociación de Propietarios de Periódicos de Nigeria, dijo a la agencia AFP que “por cierto, el secuestro de las niñas puso en evidencia la crisis del terrorismo y sus continuos crímenes. Éramos optimistas de que las chicas estaban vivas, pero ahora esa esperanza comienza a desvanecerse… todo debido a que el gobierno y la comunidad internacional parecen impotentes. No hay reportes de que se esté negociando, en realidad no hay nada”, apuntó.

DZC (Reuters, AFP)

DW.DE

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com