NETANYAHU PIDE DISCIPLINA EN ISRAEL PARA EVITAR PROPAGACIÓN DEL COVID-19

El gobierno de Israel anunció nuevos pasos de endurecimiento de instrucciones previas para evitar la propagación del coronavirus en el país.

En una rueda de prensa este martes, el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, anunció tres nuevas directrices que se implementarán ante la pandemia.

En primer lugar, se endurecerá de manera drástica la identificación y localización de cualquier portador del virus, haciendo uso de las herramientas tecnológicas de intervención aprobadas para su uso por el gobierno israelí, y también se establecerán restricciones más agudas para que se respete la cuarentena domiciliaria obligatoria.

En segundo lugar, el mandatario señaló que se incrementarán de manera sustancial las pruebas de PCR para detectar a cualquier contagiado por COVID-19, que podrían subir a miles en comparación a las realizadas hasta ahora.  La medida va de la mano de lo anunciado este martes por el servicio de emergencias Maguen David Adom, que espera desde mañana iniciar con la realización de pruebas para el coronavirus desde el automóvil en algunos puntos del país.

En tanto que en tercer lugar, indicó que se fortalecerán los sistemas y servicios de salud en los hospitales para que puedan atender de manera amplia a los pacientes de COVID-19 cuya enfermedad los lleve a una situación de salud grave e incluso de riesgo de muerte, sobre todo, en cuanto a la población adulta mayor y los inmunodeprimidos.

Con temple serio y enfático, Netanyahu pidió a la población que respete las instrucciones del Ministerio de Salud para evitar la propagación del virus y a que se atenga a las medidas de distanciamiento social, principalmente, a que permanezca en su hogar, advirtiendo que las primeras defunciones en Israel por el virus podrían ocurrir dentro de poco. “Afortunadamente, no hemos perdido a nadie, pero esto no durará. Esta es una dura epidemia, no es un juego de niños. Esto no son unas vacaciones. Esto es cuestión de vida o muerte”.

“Les pido disciplina y responsabilidad. Todos los pasos que hemos tomado en los últimos días ponen a Israel a la vanguardia de los países del mundo. Todos los pasos no servirán de nada si no hay disciplina y responsabilidad de su parte”, advirtió el mandatario.

“Lamento decir que muchos no entienden la magnitud del peligro. Veo las multitudes en las playas y las filas llenas de gente, y no puedo creer lo que veo”, se quejó Netanyahu. “Hoy puedo decir que el amor es la distancia. Ustedes aman a sus seres queridos más que nada: protéjanlos manteniéndolos a distancia de los miembros de la familia como más puedan”.

Por su parte, el director general del Ministerio de Salud, Moshe Bar Siman Tov, advirtió que los números de casos de contagio podrían incrementarse en los días siguientes, incluso en cifras de una centena por jornada, y, como Netanyahu, no descartó que las primeras defunciones se presenten dentro de poco.

“Esto no es juego”, enfatizó al momento de instar a la población a que evite salir a actividades de ocio o visite ancianos, a que se atenga las medidas de distanciamiento social y aislamiento, y que respete las instrucciones del Ministerio de Salud, con el fin de que el número de contagios y de muertes sea el más mínimo posible con el desarrollo de la epidemia en el país.

Según la información más actualizada del Ministerio de Salud de Israel hasta este martes, se tiene el registro de 337 casos acumulados confirmados de contagio por COVID-19 en el país, de los que 11 se han recuperado de la enfermedad. Del total, 311 se encuentran en estado de levedad, 10 de ellos en estado moderado y 5 en estado de gravedad.