Netanyahu: La Unión Europea debe estar avergonzada por el etiquetado de productos israelíes

El Primer Ministro Benjamín Netanyahu apuntó con un dedo acusador a la Unión Europea, diciendo que debería estar “avergonzadapor su decisión de imponer directrices de etiquetado a productos israelíes fabricados más allá de la Línea Verde.

000_Was8980744-e1447253496312-635x357

 Esta iniciativa es “hipócrita y aplica un doble estándar al atacar a Israel cuandoexisten más de 200 conflictos en el mundo,” dijo Netanyahu en un comunicado.

“La UE ha decidido etiquetar sólo a Israel, y no estamos dispuestos a aceptar el hecho de que Europa etiqueta el lado que está siendo atacado por el terrorismo,”destacó.

“La economía israelí es fuerte y resistirá esta decisión. Los que realmentesaldrán perjudicados son los empleados palestinos en las empresas israelíes más allá de la Línea Verde. La Unión Europea debería avergonzarse,” continuó Netanyahu.

La iniciativa del Consejo Europeo, que también se aplicará a los Altos del Golán y al este de Jerusalem expresa el descontento de la UE sobre la continua expansión de los asentamientos en la zona de Judea y Samaria.

Según las directrices publicadas, las etiquetas deberán señalar que el producto está fabricado en un asentamiento israelí, y no sólo específicar el origen geográfico.

El embajador de Israel ante las Naciones Unidas, Danny Danon dijo que era “lamentable” que en Europa de 2015 “se haya tomado una decisición tanvergonzosa como esta.

Danon comparó esta determinación con la resolución de las Naciones Unidas que asocia el sionismo con racismo, que desde entonces fue abolida, afirmando que la medida de la UE también debe cancelarse.

Las declaraciones de Netanyahu y Danon fueron seguidas por las de políticos israelíes de izquierda y derecha, mientras algunos calificaron el movimiento de la UE como “antisemita”.

Por su parte, la Organización para la Liberación de Palestina acogió la decisióndiciendo que es un acontecimiento positivo pero insuficiente.

El Secretario General de la OLP, Saeb Erekat la calificó como un “paso significativo hacia un boicot total de los asentamientos israelíes, que se construyen ilegalmente en tierras palestinas ocupadas.”

“Creemos que más acciones son necesarias para hacer que Israel se hagaresponsable de los crímenes que continúa cometiendo en contra de la tierra y el pueblo de Palestina,” agregó en un comunicado.

El Ministerio de Relaciones Exteriores israelí respondió al anuncio mediante unaconvocatoria al Embajador de la UE Lars Faaborg-Anderson para reprimirlo, según informes de la prensa hebrea.

La cancillería israelí advirtió que el plan podría perjudicar las relaciones entre la UE e Israel.

“Israel condena la decisión de la Unión Europea de etiquetar productos israelíes originarios de Judea y Samaria. Lamentamos que por razones políticas la UEdecidió seguir adelante con una medida poco usual y discriminatoria que sevincula con el boicot, justamente cuando Israel se enfrenta a una ola de terrorismo contra todos sus ciudadanos,” dijo el comunicado. “La afirmación de que ésta es una estrategia puramente técnica es cínica e infundada.”

La Viceministra de Relaciones Exteriores, Tzipi Hotovely, quien viajó a Europa el mes pasado en un intento de evitar el movimiento advirtió: “El etiquetado de productos es un boicot. Europa ha dado hoy un paso discriminatorio y grave.”

El Ministro de Defensa Moshe Yaalon dijo que la medida “es un decisiónvergonzosa que premia al terrorismo y a la gente detrás del mismo.”

“Incluso si uno u otro europeo se encuentra en desacuerdo con el Estado de Israel sobre el estatus del territorio y su futuro, la decisión de etiquetar los productos es hipocresía,” afirmó.

La UE defendió la iniciativa, diciendo que era un procedimiento técnico y nopolítico con el objeto de racionalizar las políticas de los Estados miembros.

El líder opositor Isaac Herzog del partido Unión Sionista Unión calificó la decisión como “peligrosa y perjudicial”, y agregó que dicha iniciativa podría dañar los esfuerzos de paz. Herzog hizo eco de las declaraciones de Danon, quien la asoció con la decisión de la ONU de hace 40 años que compara el sionismo con el racismo y agregó que las palabras de su padre – el entonces embajador de Israel ante la ONU Haim Herzog aún resonaban: “Esta decisión se basa en el odio, la mentira y la ignorancia, carece de valor moral. Para nosotros, el pueblo judío, esto no es más que un pedazo de papel, y hay que tratarlo como tal,” dijo citando a su padre.

La Ministra de Justicia Ayelet Shaked dijo que la injusta medida singulariza a Israel, llamándola “anti-israelí y anti-judía. La hipocresía europea y el odio a Israel ha sobrepasado todas las líneas,” añadió.

El ex Ministro de Relaciones Exteriores, Avigdor Liberman acusó a Europa deantisemitismo, comparando la decisión del miércoles con los días más oscuros de ese continente: “Cada vez que Europa etiqueta a judíos, es una señal de que el antisemitismo, la locura y la hipocresía se apodera del mundo conduciéndolo a una catástrofe,” señaló.

El Presidente de Yesh Atid, Yair Lapid se unió a las voces que definen la iniciativa como una decisión antisemita y dijo en una carta a los embajadores de los países de la Unión Europea en Israel que esto sólo “fortalecerá el terrorismocontra Israel.”

El único miembro de la Knesset que elogió la decisión fue el diputado Issawi Frej de Meretz, diciendo que la decisión distingue adecuadamente entre Israel y los asentamientos.

La organización Shalom Ajshav (Paz Ahora) expresó ideas similares, calificandola decisión como un movimiento “legítimo”.

Fuente: The Times of Israel/Raphael Ahren

Radio World Powered By : radioworld.com