NETANYAHU ADMITE QUE SE OPONE A NUEVA CORPORACIÓN DE RADIODIFUSIÓN PÚBLICA

El primer ministro Benjamín Netanyahu, dijo el lunes que “lamenta” el establecimiento de una corporación de radiodifusión pública que reemplazaría a la Autoridad de Radiodifusión de Israel (IBA).

En una reunión con los empleados del Canal 1 de televisión y Radio Israel que forman parte de la radiodifusión pública, Netanyahu señaló que en su tiempo, no puso atención a la decisión del Ministerio de Comunicaciones de establecer el nuevo organismo porque estaba ocupado con la guerra contra Hamas en la Franja de Gaza del verano de 2014.

La ley para el establecimiento de una radiodifusión pública alternativa fue impulsada por el entonces ministro de Comunicaciones Gilad Erdan, con el respaldo del entonces ministro de Finanzas, Yair Lapid. En ese momento, Netanyahu apoyó la ley, e incluso citó la cancelación de su derecho de licencia de televisión – una fuente importante de ingresos para la IBA – en su campaña electoral de 2015.

Sin embargo, en varias ocasiones ha intentado aplazar la medida porque al parecer, a diferencia de la IBA, los políticos no tendrán ninguna influencia sobre el nombramiento del personal directivo en la corporación alternativa.

En un principio, Netanyahu postergó el nombramiento de la junta directiva de la corporación, un proceso que tomó un año más de lo previsto. Hace unas semanas, el primer ministro llegó a un acuerdo con el presidente de la Federación de Trabajadores (Histadrut), Avi Nissenkorn para posponer el lanzamiento de la corporación otros 15 meses.

La protesta pública aunada a una fuerte oposición de sus socios de coalición lo obligó a dar marcha atrás, y finalmente el gabinete aprobó un plazo más breve de tres a siete meses. Pero en lugar de lanzarla en octubre, la corporación empezará a trabajar entre enero y abril de 2017.

A pesar de todos estos retrasos, el lunes fue la primera vez que Netanyahu admitió abiertamente que se opone al establecimiento de la corporación.

El diputado David Bitan del Likud, ha estado presionando para eliminar la nueva corporación, y en la reunión con el primer ministro los periodistas preguntaron si la nueva alternativa realmente empezaría a trabajar. Netanyahu se negó a responder, y los periodistas dijeron que tuvieron la impresión de que él preferiría que no fuese así.

En esa reunión, que duró cerca de cuatro horas, Netanyahu dijo que la nueva corporación era un problema. “¿Qué pasaría si todos sus miembros estarían relacionados con Rompiendo el Silencio?”, Preguntó retóricamente, refiriéndose a la organización contra la ocupación que recauda testimonios de soldados que sirven en Cisjordania.

El jueves pasado, Netanyahu convocó una reunión similar de cuatro horas con los empleados del Canal 2 de televisión, una estación de propiedad privada que no forma parte de la IBA. Ambas reuniones duraron más tiempo de lo previsto, y los asistentes dijeron que Netanyahu aplazó otras reuniones, incluyendo cuestiones de seguridad para poder extender sus conversaciones con los periodistas.

Además de discutir temas de los medios de comunicación, el primer ministro informó a los periodistas sobre asuntos de seguridad regional e insistió en que había advertido a Hamas en tiempo real acerca de los túneles de ataque transfronterizos – un golpe con guante blanco contra su rival, el ministro de Educación Naftali Bennett, quien ha acusado repetidamente a Netanyahu de haber ignorado el problema de los túneles antes de la guerra de 2014.

También dijo que le “dolía” la renuncia del ex ministro de Defensa Moshe Yaalon del pasado mayo. Desde entonces, Yaalon se ha convertido en un fuerte crítico del gobierno.

Fuente: Haaretz

Radio World Powered By : radioworld.com