Morales anuncia que regresará en noviembre a Bolivia

Luis Arce, candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido del expresidente Evo Morales, ganó los comicios en Bolivia este mes.

El expresidente boliviano Evo Morales anunció que regresará en noviembre a su país, poco después de que un juez boliviano anulara una orden de arresto en su contra, lo que le permite retornar a Bolivia sin correr el riesgo de ser detenido.

El anuncio llega poco después de la victoria electoral del MAS, el partido de Evo Morales, en las elecciones presidenciales de Bolivia, celebradas el pasado 18 de octubre.

Desde Buenos Aires y por vía telefónica Morales afirmó que volverá el 11 de noviembre. No obstante, en declaraciones a la televisora C5N, afirmó que tiene previsto llegar el 9 de noviembre, a través de la frontera entre ambos paises.

“Se están debatiendo bastante las fechas pero quiero agradecer al hermano compañero y presidente Alberto [Fernández], que me propuso llevarme hasta Bolivia. Posiblemente el ingreso sea el día 9 y el 11 llegaré a Chimoré”, señaló.

En diciembre del año pasado, fiscales bolivianos emitieron la orden de arresto contra Morales por cargos de sedición y terrorismo, por presuntamente orquestar los disturbios que se registraron tras su renuncia.

La anulación de la orden de arresto en su contra ha sido criticada por el gobierno de la presidenta interina Jeanine Áñez y la oposición.

Morales señaló el martes que “la Constitución es muy clara sobre el rol de las Fuerzas Armadas y de la Policía Boliviana” y que, como lo ha hecho siempre, “respetaremos su institucionalidad”.

Para el magistrado Jorge Quino, titular del Tribunal de Justicia de La Paz, la orden de arresto contra Morales quedó sin efecto “porque no se citó debidamente al expresidente”.

Gonzalo Barrientos, crítico de Morales, dice que “esto es para allanar el retorno de Morales, este es el primer paso… mientras los azules [el MAS] ya están iniciando su cacería de brujas con los que piensan diferente con ayuda de la justicia”, informó la agencia AP.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, por su parte, aseguró que los jueces y fiscales “se han puesto de rodillas” ante el Movimiento Al Socialismo (MAS).

EL expresidente tiene al menos ocho procesos ante la justicia boliviana.