Miles de brasileños salen a las calles para manifestarse en contra de Dilma Rousseff

Las playas de Copacabana, inundadas por una marea de gente
Las playas de Copacabana, inundadas por una marea de gente

Cientos de miles de personas colmaron las principales avenidas de ciudades como Río de Janeiro, Recife, Belo Horizonte, y Brasilia, entre otras. La presidente pidió que las marchas se desarrollen “sin violencia”

Miles de brasileños de al menos 65 ciudades del país salieron a las calles para manifestarse en contra del gobierno de Dilma Rousseff, que vive una de sus peores crisis a raíz del escándalo por corrupción de Petrobras y el deterioro de su economía.

Los manifestantes se concentraron en las principales avenidas de ciudades como Río de Janeiro, Recife, Belo Horizonte, Salvador, Sao Luis y Brasilia, entre otras.

Según consigna el diario local Folha do Sao Paulo, las protestas se llevan a cabo en al menos 65 ciudades del país.

 

En Sao Paulo, en tanto, la concentración está programada para las 14, hora local.

Las movilizaciones fueron convocadas a través de las redes sociales por grupos de ciudadanos que aseguran no tener vínculo con partidos políticos, aunque varias fuerzas de la oposición han manifestado su apoyo expreso.

Las playas de Copacabana, inundadas por una marea de gente

 

Gran concentración en Río de Janeiro

La protesta de Río de Janeiro, a la que asistieron cientos de miles de personas, se desarrolló en las playas de Copacabana y superó con creces las expectativas de público de los organizadores, que son grupos de ciudadanos opositores sin vínculo declarado con partidos políticos.

Los manifestantes corearon consignas contra Rousseff y el oficialista Partido de los Trabajadores (PT) y en rechazo de la corrupción.

Cientos de miles de brasileños se movilizan contra la gestión de Dilma Rousseff

“Fuera PT”, “el PT robó” y “PT nunca más” fueron cánticos cantados en repetidas veces por los manifestantes cariocas, que estaban vestidos en su gran mayoría de amarillo y verde, colores de la bandera brasileña.

Un orador fue muy aplaudido cuando afirmó que el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva es el “jefe de la banda” de corruptos y cuando dijo que “hay que colocarlo en la cárcel”.

Cientos de miles de brasileños se movilizan contra la gestión de Dilma Rousseff

La gran mayoría de los manifestantes en Río eran ciudadanos de clase media y alta, un grupo que en las elecciones del pasado octubre votó en masa a la oposición.

Numerosos manifestantes portaban pancartas pidiendo que se inicie un juicio político a Rousseff con miras a la destitución de la mandataria, que inició su segundo mandato el pasado 1 de enero.

 

Dilma pide paz en las protestas

“Valoro mucho el hecho de que, hoy en Brasil, las personas pueden manifestarse libremente y no podemos aceptar cualquier tipo de violencia que impida ese derecho. Soy a favor de la democracia. Espero que mañana Brasil pruebe su madurez democrática”, manifestó la mandataria a través de su cuenta oficial en Facebook.

Varios ministros y fuerzas oficialistas han denunciado que las protestas tienen carácter “golpista” puesto que algunos de los convocantes proponen que se impulse un juicio político con miras a la destitución de Rousseff, cuyo segundo mandato se inició el pasado 1 de enero.

El ministro de Justicia de Brasil, José Eduardo Cardozo, afirmó que carecen “de base jurídica” los pedidos de destitución de la mandataria.

Cardoso sugirió que estos pedidos de destitución, de los que se trata abiertamente en la prensa, se tratan de una “revancha” de la oposición por “no haber asimilado la derrota” en las elecciones del pasado octubre, en las que Rousseff ganó por un estrecho margen de tres puntos porcentuales ante el senador Aécio Neves.

Este viernes varios sindicatos y movimientos sociales de izquierdas realizaron manifestaciones pacíficas en 24 capitales brasileñas en apoyo de Rousseff y de la democracia, aunque también criticaron las medidas de austeridad que ha tomado el Gobierno para sanear las cuentas públicas.

La manifestación más numerosa se dio en Sao Paulo, donde se congregaron cerca de 100.000 personas, según cálculos de los organizadores, y poco más de 12.000, según la Policía.

Del mismo modo, se espera que la marcha más multitudinaria ocurra en Sao Paulo, la mayor ciudad de Brasil y donde la oposición obtuvo sus mejores resultados en las elecciones del año pasado.

 

 

Fuente:  Infobae

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com