Mike Pompeo realizará visita relámpago a Israel la próxima semana

MIAMI, EE.UU. – El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, realizará un viaje relámpago a Israel el próximo miércoles y será recibido por el primer ministro Benjamin Netanyahu, según informó el viernes el Departamento de Estado.

El encuentro entre Pompeo y el primer ministro israelí coincidirá con la formación de un gobierno de coalición entre el partido de Netanyahu y las fuerzas de Benny Gantz, quien preside el Knesset, el parlamento israelí.

El viaje, según funcionarios del Departamento de Estado, será “altamente coreografiado” e incluirá medidas médicas preventivas para asegurar que la salud de Pompeo y de los otros miembros de la delegación no se vea comprometida. Israel ha reportado 16.436 casos confirmados de coronavirus y 245 muertes.

“Este es un movimiento herméticamente controlado en un ambiente altamente examinado que consideramos es muy, muy seguro”, dijo el doctor William Walters, subdirector médico de operaciones del Departamento de Estado.

La visita de Pompeo se producirá sin embargo en momentos de crisis para el veterano primer ministro Netanyahu, quien en noviembre del año pasado fue acusado de corrupción. Pero su juicio fue pospuesto de marzo a mayo por la pandemia del coronavirus.

Pompeo se enfocará en la lucha contra el coronavirus y otros temas de relevancia mutua como la “influencia maligna” de Irán en la zona. En una rueda de prensa telefónica con funcionarios del Departamento de Estado, varios de los periodistas preguntaron: ¿por qué este viaje ahora?

“Creo que ha pasado mucho tiempo ya desde que tuvimos una reunion cara a cara, e Israel está haciendo un mejor trabajo que muchos países en mitigar la amenaza del coronavirus, y de hecho empezando a reactivarse ahora”, dijo el subsecretario de Estado para Asuntos del Cercano Oriente, David Shenker.

Estados Unidos ha presentado una propuesta de acuerdo de paz que permitirá a Israel anexar parte de los territorios ocupados, con la condición de que suspenda la construcción de asentamientos en los territorios donde se ha considerado que podría posteriormente establecerse un estado palestino. Israel dio la bienvenida a la propuesta, pero los palestinos la han rechazado.