Mike Pompeo pide en el Vaticano una alianza de libertad religiosa

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, criticó el miércoles a los gobiernos que ejercen un poder absoluto y los tachó de amenazas para la libertad religiosa, mientras trata de contener una crisis política en su país.

En medio de una creciente tormenta en Washington por el juicio político al presidente, Donald Trump, Pompeo viajó a Roma para instar al Vaticano y a otros países a sumarse a Estados Unidos y formar una alianza que defienda la libertad religiosa.

En una conferencia sobre la dignidad humana y la fe, afirmó que cuando los gobiernos tienen todo el poder, la religión se convierte en una amenaza.

“Cuando el estado gobierna de forma absoluta, la dignidad humana se ve pisoteada, no atesorada”, dijo.

“Cuando el estado gobierna de forma absoluta, las normas morales se ven completamente aplastadas. Cuando el estado gobierna de forma absoluta, exige que sus ciudadanos adoren al gobierno, no a Dios”.

El secretario acusó en concreto a China, Cuba, Irán, Myanmar y Siria de reprimir la libertad religiosa.

Pompeo se ha visto bajo un creciente escrutinio de los demócratas en la Cámara de Representantes, mientras se tramita un juicio político a Trump.