México: STPS publica lineamientos de seguridad sanitaria para entorno laboral

El gobierno federal mexicano dio a conocer los lineamientos de seguridad para el entorno laboral que deberán cumplir las empresas para regresar a sus actividades.

Dichos lineamientos se derivan de los Acuerdos publicados en el Diario Oficial de la Federación, en relación con la reapertura de las actividades sociales, educativas y económicas.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social publicó los “Lineamientos Técnicos de Seguridad Sanitaria en el Entorno Laboral” que tienen como objetivo garantizar la seguridad de los trabajadores, una vez que empiece el regreso a las actividades.

Dichos lineamientos se derivan de los Acuerdos publicados en el Diario Oficial de la Federación los días 14 y 15 mayo, respectivamente, en relación con la reapertura de las actividades sociales, educativas y económicas.

En 33 páginas, el documento detalla aspectos como mantener sana distancia, desarrollar estrategias para el control de ingreso-egreso, tomar medidas de prevención de contagios en la empresa, así como establecer el uso de equipo de protección personal.

Como parte de las medidas de protección para la población vulnerable en Centros de Trabajo ubicados en regiones designadas de alerta alta y media, el documento recomienda que antes del regreso o dentro del primer mes de haber regresado al trabajo se les otorguen las facilidades para acudir a consulta con su médico familiar o médico de empresa para evaluar su control y tratamiento.

Estos son los requisitos que se deben cumplir para reabrir empresas:

PROMOCIÓN DE LA SALUD ANTE EL CORONAVIRUS

Las compañías deberán proporcionar a los empleados la información necesaria para prevenir y controlar la propagación del COVID-19; incluyendo los siguientes datos:

  • Información general sobre el SARS-CoV-2, los mecanismos de contagio y síntomas que ocasiona y las mejores maneras de prevenir la infección.
  • Lavarse las manos con agua y jabón frecuentemente o bien, usar soluciones a base de alcohol gel al 70%.
  • La práctica de la etiqueta respiratoria: cubrirse la nariz y boca al toser o estornudar, con un pañuelo desechable o el ángulo interno del brazo.
  • No escupir. Si es necesario hacerlo, utilizar un pañuelo desechable, meterlo en una bolsa de plástico, anudarla y tirarla a la basura; después lavarse las manos.
  • Evitar tocarse la cara con las manos sucias, sobre todo nariz, boca y ojos.
  • Limpiar y desinfectar superficies y objetos de uso común en oficinas, sitios cerrados, transporte, centros de reunión, entre otros.
  • Mantener una sana distancia (al menos a 1.5 metros).
HIGIENE EN EL TRABAJO
  • Evitar el hacinamiento en espacios y garantizar la disponibilidad permanente de agua potable, jabón, papel higiénico, gel con base de alcohol al 70% y toallas desechables para el secado de manos.
  • Establecer horarios alternados de comidas, baños y actividades cotidianas para reducir el contacto entre personas.
  • Implementar un filtro para la identificación de personas con infección respiratoria aguda.
  • Para los trabajadores con signos de enfermedades respiratorias y/o temperatura corporal mayor a 37.5 °C, designar un área de estancia y aislamiento; dotarlas de cubrebocas y remitirlas al domicilio particular y/o servicios médicos.
  • Colocar tapetes desinfectantes con concentraciones de hipoclorito de sodio de al menos 0.5%.
  • Establecer entradas y salidas exclusivas del personal, en caso de que se cuente con un solo acceso, este se deberá de dividir por barreras físicas a fin de contar con espacios específicos para el ingreso y salida del personal.
MEDIDAS DE PREVENCIÓN DE CONTAGIOS EN LA EMPRESA
  • Proveer dispensadores con soluciones a base de alcohol gel al 70%, a libre disposición del personal en distintos puntos del centro de trabajo.
  • Proporcionar productos sanitarios y de equipo de protección personal a las y las personas trabajadores; incluyendo cubrebocas, lentes protectores y/o caretas.
  • Contar con depósitos suficientes de productos desechables y de uso personal, procurando la limpieza continua de los mismos.
  • Garantizar que los sanitarios cuenten con lavamanos y con condiciones adecuadas para la limpieza del personal (agua, jabón y toallas de papel desechable).
  • Establecer un programa de limpieza y mantenimiento permanente del centro de trabajo y los lugares de labor; incluidos los destinados a los servicios de alimentos, de descanso y, en su caso de pernocta.
  • Promover que las personas trabajadoras no compartan herramientas de trabajo y/u objetos personales.
  • En caso de ser posible, favorecer la ventilación natural en espacios comunes o de mayor concentración de personal; además de aquellas áreas de trabajo con gran afluencia de personal.
  • Revisar el funcionamiento de sistemas de extracción, en caso de contar con los mismos, además de dar mantenimiento y cambios de filtro para su correcto funcionamiento.
ÁREAS COMUNES
  • Señalizar en áreas comunes como baños, vestidores, casilleros, cafeterías, comedores y salas de juntas con marcas en el piso, paredes y/o mobiliario; recordando la distancia mínima de 1.5 metros entre personas.
  • Establecer una política de control de visitas, proveedores y contratistas, con el fin de prevenir el riesgo de contagio originado en personas ajenas al centro de trabajo.
  • Implementar una política para el uso de las escaleras manteniendo la sana distancia; evitando tocar superficies como barandales para el tránsito dentro del centro laboral.
  • En caso de que por temas de salud o distancia exista la necesidad de hacer uso del elevador, deberá vigilarse que no existan más de dos personas por metro cuadrado al interior de éste o el uso obligatorio de cubrebocas.
  • La espera para abordar el elevador, deberá realizarse en forma de fila; con 1.5 metros de distancia entre personas e higiene de manos inmediatamente después de tocar los botones del elevador.
MEDIDAS GENERALES
  • Facilitar el teletrabajo a las personas que, por sus condiciones de salud, edad, gestación o lactancia, lo ameriten.
  • Las reuniones de trabajo se realizan preferentemente por teléfono o videoconferencia; en caso contrario, se cuida la sana distancia, higiene respiratoria, limpieza y desinfección del lugar, mesas, sillas y objetos de uso común, antes y después de cada reunión.
  • Desinfección diaria de áreas, superficies y objetos de contacto y de uso común, que incluya lavar con agua y jabón, y desinfectar con una solución de hipoclorito de sodio al 0.5% u otra certificada para eliminar SARS-CoV-2.
  • Tener mecanismos de supervisión o verificación del cumplimiento a los lineamientos de sana distancia: tecnológicos, visuales, documentales, que deben seguir los trabajadores.
  • Promover y comunicar una buena higiene respiratoria en el lugar de trabajo, tal como cubrir la boca y nariz con el codo flexionado o un pañuelo de papel al toser o estornudar.
  • Recomendar al trabajador que priorice las opciones de movilidad (traslado de casa al trabajo y viceversa) que le garanticen la distancia interpersonal; promoviendo el uso obligado de cubrebocas y protección ocular o facial durante el trayecto.
  • Evitar el uso de joyería, corbatas, barba y bigote debido a que son reservorios de virus y demás microorganismos (fómites).
  • Que los trabajadores no compartan celular, utensilios de cocina, equipos de protección personal, papelería, plumas, etc.