México: repercusiones económicas de la pandemia

MÉXICO

La situación en México sigue muy grave pues ya los muertos “oficiales” por COVID exceden de 10,000, aunque sabemos que la cifra real es mucho mayor.

La situación económica es crítica, ya que no ha habido ningún apoyo gubernamental para aquellos que perdieron su empleo, ni para las empresas que llevan 2 meses cerradas, y ya agotaron sus reservas.

La recuperación del precio del petróleo ayuda a México, pero sigue muy por debajo de los $49.00 por barril utilizados para el presupuesto de 2020, por lo que no dudo que a principios del próximo año el país pierda el grado de inversión de las agencias calificadoras como ya lo perdió PEMEX.

Una cosa le reconozco a México su disciplina fiscal de no crecer el déficit y de no endeudar más al país, pero en situaciones extraordinarias como esta pandemia, se debe actuar en forma diferente y sería el momento de sí endeudarse más aprovechando lo bajo que están los intereses, para revivir la economía y no perder la inercia que traía el país.

Decisiones inexplicables, como el rechazo de las energías limpias, el incremento en los costos de porteo que cobra la CFE a los generadores privados, y el no alinear a los productores de componentes de las industrias automotriz y aeroespacial con la apertura de las ensambladoras en los Estados Unidos, se suman a la ya comentada cancelación de la cervecería de México, enfrían a la inversión extranjera y eliminan la ventaja competitiva que podría tener México como el principal parque industrial del mundo, aprovechando ser vecino del mayor mercado global.

MERCADOS ACCIONARIOS

En mayo los mercados accionarios se comportaron en forma espectacular recuperando 60% de las pérdidas de marzo, aunque de las 500 empresas del índice del S&P, las 10 más grandes crecieron en valor $900 billones de dólares y las 490 siguientes perdieron $300 billones.

Yo sigo creyendo que este rebote no es lógico, pues las empresas tendrán un difícil camino de recuperación y siento que habrá un regreso a niveles 15-20% abajo del actual, aunque sin regresar a los mínimos del 23 de Marzo.

Los bonos tuvieron un mes bastante tranquilo, sobre todo por la intervención del FED, y ya las diferencias entre el precio de compra y venta se acercan a los niveles normales. Los bonos de países emergentes tuvieron un buen mes, aunque siguen por debajo de los niveles de Febrero.

El dólar estuvo estable con una pequeña tendencia hacia abajo, y las monedas de los países emergentes como Brasil y México tuvieron una recuperación sustancial, aunque difícil de entender.

El oro siguió su marcha ascendente, aunque con altibajos y ya se acerca su máximo histórico.