México investiga presunta participación de agentes migratorios en masacre de Tamaulipas

El suceso, en el que 19 personas perdieron la vida de forma violenta el pasado 23 de enero, sigue siendo investigado para deducir si algún funcionario o agente de migración está vinculado con el caso.

La secretaria de Gobernación de México, Olga Sánchez, confirmó el lunes la existencia de nuevos hallazgos en la investigación de la muerte de 19 migrantes que fueron asesinados y encontrados dentro de una camioneta calcinada en un camino de tierra en la localidad de Camargo, en el estado de Tamaulipas, junto a la frontera con Texas.

Al momento, la fiscalía del Estado sólo ha identificado a dos de las víctimas como originarias de Guatemala.

De acuerdo a Sánchez, se presume que, la camioneta que estuvo involucrada en este hecho y que tenía 113 impactos de bala, fue asegurada o retenida por el Instituto Nacional de Migración. “Es algo que se está investigando” para responder a las interrogantes de “cómo o por qué el Instituto Nacional de Migración tenía esta camioneta, si es que la tenía y si hay o no alguna responsabilidad de algún servidor público, sobre todo del Instituto Nacional de Migración”, apuntó.

Entre los datos arrojados por la investigación se conoció que los restos corresponden a 16 hombres y una mujer, pero no se ha podido todavía determinar el sexo de los otros dos cadáveres debido a la calcinación de los restos.

Parientes de un grupo de migrantes que salieron del departamento de San Marcos, en el suroeste de Guatemala, están convencidos de que 13 de las 19 víctimas son sus seres queridos.

La Agencia Guatemalteca de Noticias, perteneciente al gobierno de Guatemala, informó en una nota de prensa que tanto el Gobierno de México como el de Guatemala están en comunicación continúa para esclarecer los hechos.