Lucy, la antepasada más famosa de los humanos

La muerte de Lucy es un misterio que parece haberse resuelto más de tres millones de años después de que sucediera.

Nueva evidencia, publicada en la revista científica Nature, sugiere que nuestra popular antepasada pudo morir al caer de una gran altura, probablemente de un árbol.

Investigadores de Estados Unidos y Etiopía describen un “evento vertical de desaceleración” como posible causa del deceso.

Unas tomografías aplicadas a los huesos de Lucy muestran traumatismos similares a los que sufren los humanos en caídas del mismo tipo.

Esta información refuerza la idea de que la especie de Lucy –Australopithecus afarensis– pasaba al menos una parte de su vida en árboles.

Huesos de Lucy.Image copyrightSCIENCE PHOTO LIBRARY
Image captionLucy es uno de los fósiles más antiguos y más completos de un ancestro humano. Se encontró el 40% del esqueleto.

Descubierto en la región de Afar, en Etiopía, en 1974, el esqueleto de Lucy es uno de los fósiles de homínidos más famosos. Medía cerca de 1.1 metros de alto y se piensa que era una adulta joven cuando murió.

  • Su especie, Australopitecus afarensis, muestra signos de haber caminado erguida, pero también tenía extremidades superiores adaptadas para trepar.

Una oportunidad

El esqueleto de Lucy presenta una fractura en una articulación del hombro, así como fracturas en un tobillo, piernas, pelvis, costillas, columna, mandíbula y cráneo.

Recreación de una pareja de Australopitecus afarensisImage copyrightSCIENCE PHOTO LIBRARY
Image captionAsí deben haber lucido los Australopitecus afarensis.

“Sus fracturas eran conocidas desde que fue descubierta”, dijo el autor principal de la investigación, John Kappelman, de la Universidad de Texas, en Austin, EE.UU. Pero se necesitaban tomografías para diferenciar cuáles se debían a traumatismos y cuáles al paso del tiempo.

En 2008, durante una gira de Lucy por museos de EE.UU., el profesor Kappelman y su equipo obtuvieron permiso del gobierno de Etiopía para aplicar tomografías de alta resolución en la Universidad de Texas.

Las fracturas que identificamos coinciden con lo que reporta la amplia literatura ortopédica sobre víctimas de caídas de altura,.

Traumatismos serios

Los escaneos mostraron que en muchas de las fracturas, los huesos se habían doblado y roto como ramitas, algo que solo le pasa a huesos sanos y “vivos”.

Así que las fracturas ocurrieron mientras Lucy todavía estaba viva. Pero no muestran señal de curación, así que Lucy debe haber muerto casi al mismo tiempo.

El profesor Kappelman con un hueso de Lucy en las manos.Image copyrightSISSI JANET MATTOX
Image captionEl profesor Kappelman, de la Universidad de Texas, también ha estudiado los huesos de Lucy en Etiopía.

Uno de los extremos rotos del hueso húmero (articulación del hombro) es la pieza más intrigante del rompecabezas.

Muestra que Lucy estaba consciente durante la caída y que estiró sus brazos para amortiguarla, dijo el profesor Kappelman.

Los investigadores usaron los escaneos para imprimir en 3D el hueso húmero de Lucy, en tamaño humano, y mostrárselo a cirujanos ortopedistas que no sabían a quién pertenecía.

“Todos coincidieron con que ocurrió una caída desde una gran altura”, comentó Kappelman.

Ilustración que recrea la posible secuencia de la caída de Lucy.Image copyrightJOHN KAPPELMAN, UT AUSTIN
Image captionEl equipo reconstruyó la posible secuencia de la caída de Lucy.

Sin contradicciones

Nancy Lovell, profesora de Antropología en la Universidad de Alberta, en Canadá, comentó que los resultados de las fracturas eran sorprendentes, pero convincentes.

No hay nada que contradiga su interpretación“,.

Impresión en 3D del hueso húmero de Lucy.Image copyrightADRIENNE WITZEL, UT AUSTIN
Image captionLa tomografía del hueso húmero de Lucy (abajo) sirvió para obtener una reproducción en 3D (arriba) de la pieza y estudiar mejor los impactos que recibió.

Lovell no está segura sobre la altura y la velocidad de la caída, que el equipo de Texas estimó en 12 metros y 60 kilómetros por hora.

“La gente muere a causa de caídas. No tiene que haber sido un árbol muy alto necesariamente”, dijo.

El profesor Chris Stringer, del Museo de Historia Natural de Londres, dijo que la teoría de la caída encajaba con nuestro entendimiento de cómo vivían losAustralopitecus afarensis.

“Pasaban parte del tiempo en árboles para alimentarse o protegerse”, dijo. Un árbol podría haber sido más seguro que el suelo para Lucy, cuando había depredadores alrededor”.

LucyImage copyrightGETTY IMAGES
Image captionLa especie de Lucy -Australopithecus afarensis- pasaba al menos una parte de su vida en árboles, según los expertos.

Aunque este refugio a Lucy finalmente no la salvó.

Fuente:bbcmundo

Radio World Powered By : radioworld.com