Los tiburones ballena han logrado ser avistados en la costa sur de Israel

Al menos cuatro tiburones ballena han logrado ser avistados en la costa de Eilat en las últimas seis semanas, informó este martes el sitio The Times of Israel.

Los tiburones ballena, que se encuentran en los mares tropicales de todo el mundo, no se vieron allí en absoluto el año pasado. Adi Barash, presidente de Tiburones en Israel y candidato a doctorado en la Facultad de Ciencias Marinas de la Universidad de Haifa, dijo que era difícil especular sobre el motivo.

Los tiburones ballena viajan grandes distancias para encontrar comida y su presencia es vista como un indicador de poblaciones sanas de plancton en el mar.

Barash dijo que los avistamientos debían coincidir con los datos sobre el plancton recopilados por el Instituto Interuniversitario de Ciencias Marinas de la Universidad Hebrea de Jerusalén en Eilat, que atrae a investigadores marinos de todo Israel.

Los tiburones ballena, que pueden alcanzar los 15 metros de longitud, pesar hasta 34 toneladas y vivir durante 80 años, no son peligrosos para los humanos.

Pero son una especie en peligro de extinción, principalmente debido a su caza para obtener sus aletas, utilizadas en la industria alimentaria asiática y se les deja morir.

Si bien la carne de tiburón ballena solo alcanza entre cinco y diez shekels por kilogramo, un par de aletas, utilizadas en la producción de sopa de aleta de tiburón, puede venderse por 100 dólares, dijo Barash.

Los tiburones ballena también corren el riesgo de enredarse en las redes de pesca y de lesiones y muerte por el paso de los barcos, dado que se alimentan muy cerca de la superficie del océano. El año pasado, un gran barco mató a un tiburón ballena en Jordania.

Barash dijo que uno de sus fines es recolectar imágenes de cada tiburón, crear un modelo de los puntos en la piel de cada uno e incorporarlos a una base de datos internacional para que a cada pez se le pueda rastrear a través de Jordania, Egipto, Arabia Saudita e incluso más lejos.

“Los tiburones están en peligro pero no son peligrosos”, dijo Barash. “Cuatro a diez personas son asesinadas cada año por los tiburones, en comparación con 6.000 que son asesinadas cada año por un rayo”.

El segundo pez más grande del mundo, el tiburón peregrino, también un animal marino de tipo filtrador, ha sido visto en la costa mediterránea de Israel pero no en el Mar Rojo.

El año pasado, se vio una ballena azul de 20 metros a unos 150 metros de la costa del Mar Rojo. La Autoridad de Naturaleza y Parques de Israel dijo que el avistamiento fue especialmente raro porque la ballena estaba muy lejos de su hábitat habitual en el extremo norte del Atlántico o en el hemisferio sur.

La ballena azul es el mamífero más grande del mundo y puede alcanzar hasta 30 metros de longitud. La especie casi fue cazada hasta la extinción en la primera mitad del siglo XX, pero los esfuerzos de conservación han ayudado a que algunas poblaciones de ballenas azules regresen a sus números anteriores a la caza.