Los Rollos del Mar Muerto que parecían en blanco contienen texto oculto

Durante mucho tiempo se creyó que unos fragmentos de los Rollos del Mar Muerto estaban completamente en blanco, sin embargo, ahora se ha comprobado que contienen texto oculto. 

Los Rollos del Mar Muerto son un conjunto de manuscritos religiosos antiguos que datan del siglo III a. C., que fueron descubiertos en cuevas de Judea y Samaria en la década de 1940. Si bien se han descubierto cientos de fragmentos de estos misteriosos textos antiguos, aun no se sabe mucho de sus orígenes.

Las cuevas donde se descubrieron muchos de los Rollos del Mar Muerto en 1947. (Credito: Lux Moundi / Flickr)

Gracias a un descubrimiento casual en el Reino Unido, una pequeña pieza del rompecabezas se volvió más clara. Los científicos se han dado cuenta de que un conjunto de fragmentos en blanco que permanecieron durante más de 20 años en la Universidad de Manchester no están sin marcar después de todo, y en realidad contienen inscripciones antiguas ocultas a la vista, pero visibles con la ayuda de imágenes multiespectrales, de acuerdo con Science Alert.

Fragmento de Rollo del Mar Muerto bajo imagenes multiespectrales. (Universidad de Manchester)

Los fragmentos en cuestión fueron entregados al experto en cuero y pergamino Ronald Reed de la Universidad de Leeds en la década de 1950, donados por el gobierno jordano. La colección, que se pensaba que estaba en blanco, se entregó con el propósito de pruebas científicas del material por Reed, y dado que no parecía haber ningún texto en las piezas de desplazamiento, se consideró de poco valor para los eruditos.

Décadas más tarde, en 1997, la colección de Reed pasó a la Universidad de Manchester. Fue mucho más recientemente que el historiador y arqueólogo Joan Taylor del King’s College de Londres se dio cuenta, al inspeccionar los fragmentos, de que podría haber más de lo que sugería su pergamino de aspecto vacío.

“Al mirar uno de los fragmentos con una lupa, creí ver una letra pequeña y descolorida, una letra hebrea, la letra L “lamed” en hebreo, dice Taylor.

“Francamente, dado que se suponía que todos estos fragmentos estaban en blanco e incluso habían sido cortados para estudios del cuero, también pensé que podría estar imaginando cosas. Pero entonces pareció que otros fragmentos también podrían tener letras muy desvaídas”.

Para descubrir la verdad, Taylor y su equipo tomaron imágenes de 51 fragmentos en la colección Reed, identificando seis que justificaban una mayor inspección. De estos, más tarde se descubrió que cuatro contenían texto hebreo / arameo legible escrito en tinta a base de carbón, además de otras marcas como caracteres fragmentarios y líneas regladas.

Fragmentos de Rollos del Mar Muerto. Joan Taylor examinando los Rollos. (Universidad de Manchester)

Mientras la investigación está en curso, con los resultados completos que se publicarán en un próximo informe, los investigadores han revelado que el fragmento más sustancial muestra cuatro líneas de texto parcialmente preservado, cada una con 15-16 letras.

En esta sección, se puede leer la palabra Shabat (sábado), y los investigadores piensan que el texto podría estar relacionado con el libro bíblico de Ezequiel (46: 1-3).

“Con las nuevas técnicas para revelar textos antiguos ahora disponibles, sentí que teníamos que saber si estas letras podrían estar expuestas”, dice Taylor.

“Solo hay unas pocas en cada fragmento, pero son como piezas perdidas de un rompecabezas que encuentras debajo de un sofá”.

El descubrimiento de un puñado disperso de letras antiguas en un pergamino puede parecer algo menor, pero en el contexto de los Rollos del Mar Muerto, ningún descubrimiento se considera trivial. Tal es el fervor del interés académico en estos viejos textos, que fragmentos individuales pueden valer millones, creando un campo minado en el campo de la arqueología bíblica, con un problema conocido de falsificaciones de los Rollos del Mar Muerto.

Sin embargo, ese no es el caso aquí, ya que la colección Reed fue obtenida a través de las excavaciones oficiales en las cuevas de Qumran que originalmente desenterraron los Rollos del Mar Muerto.

Los resultados también significan que los fragmentos estudiados aquí son los únicos fragmentos textuales autenticados de los Rollos del Mar Muerto en poder de cualquier institución en el Reino Unido.