LOS ISRAELÍES DE IZQUIERDA Y DERECHA REACCIONAN A ENCUENTRO TRUMP-NETANYAHU

Mientras que la derecha celebra la “nueva era” en las relaciones entre Israel y Estados Unidos, la izquierda lamenta y acusa a Netanyahu de vender al país y la posible solución de dos Estados a favor de la política interna.

Israelíes de derecha y del Movimiento de Asentamientos celebraron el compromiso del presidente estadounidense, Donald Trump, de replantear la política estadounidense con respecto al proceso de paz israelí-palestino, mientras que los políticos de izquierda acusaron al primer ministro Benjamín Netanyahu de abandonar los intereses nacionales de Israel en beneficio de la política interna.

Mostrándose más relajado que hace meses, Netanyahu elogió al nuevo gobierno estadounidense por su postura agresiva hacia Irán y su representante libanés, Hezbolá, calificando el cambio de política como “algo que debió haber ocurrido mucho antes”.

El ministro de Educación, Naftali Bennett, dijo que la visita marca el fin de la visión de dos Estados para la Tierra de Israel y señaló que ya existen dos Estados palestinos: Gaza y Jordania.

“Felicito al Primer Ministro por haber tonado la decisión adecuada, mostrar liderazgo y valor, al tiempo que fortalece la seguridad y la soberanía de Israel. Ahora debemos mirar hacia adelante y plantear un nuevo enfoque estratégico ante la nueva realidad,” expresó Bennett.

La ministra de Cultura y Deporte, Miri Regev se unió los elogios diciendo que “la era de la congelación en Cisjordania ha terminado. La era de congelación en las relaciones entre Estados Unidos e Israel ha finalizado. Hoy en Washington, una nueva era política ha comenzado”.

En el otro extremo del espectro político se escucharon voces menos entusiastas. El diputado Nachman Shai, presidente del Grupo de Amistad Estados Unidos -Israel, dijo que la cordial visita es un indicio de que Netanyahu favorece a elementos de derecha en su coalición en lugar de satisfacer los intereses nacionales de Israel.

“De vez en cuando, las caras risueñas del ministro Bennett y los otros socios de la coalición de Netanyahu surgen por detrás del primer ministro”, dijo Shai. “El primer ministro cedió ante la presión de la derecha y se abstuvo de mencionar la solución de dos estados. Netanyahu sabe, mejor que nadie en la Casa Blanca, que esta es la única solución aceptable para preservar el carácter judío y democrático del Estado de Israel”.

Shai se refirió también a las repetidas declaraciones de Trump de que Israel debe estar preparado para hacer concesiones, y criticó a Netanyahu por negarse a responder a esas demandas.

“La solución de dos Estados es primeramente interés del Estado de Israel y del pueblo judío. Una vez más, Netanyahu ha demostrado que Israel no tiene política exterior, sólo política interna,”añadió.

El líder de la oposición, Isaac Herzog, respondió a la conferencia de prensa, diciendo que “fue triste y vergonzoso ver a Netanyahu torcerse para evitar la idea de una separación de los palestinos y formar dos Estados. Esta noche todo israelí debe temer de la posibilidad de un solo Estado entre el río Jordán y el mar, que significaría el fin de un Estado judío. Es un desastre muy peligroso y lo evitaremos por todos los medios posibles”.

Por su parte, la diputada Stav Shaffir (Unión Sionista) advirtió al movimiento de asentamientos contra celebraciones tempranas y acusó a Netanyahu de no tener un plan para mantener la seguridad, mientras que la presidenta del partido Meretz Zehava Galon dijo que el final de la solución de dos estados llevaría a un “Estado apartheid”.

Fuente: Ynet

Radio World Powered By : radioworld.com