Los incendios forestales tiñeron de naranja el cielo y han arrasado 810 mil hectáreas este 2020

Los incendios forestales tiñeron de un apocaliptico color naranja el cielo californiano y han arrasado con un récord de casi 810 mil hectáreas de California este año, haciendo que sean los más extendidos registrados en EE.UU.521

Los incendios provocaron además un apocalíptico despertar para los californianos residentes de la bahía de San Francisco, cuando al inicio del día el cielo estaba teñido de naranja, las redes sociales se inundaron de publicaciones con videos y fotografías del fenómeno.

Hasta el momento los incendios han matado a ocho personas y destruido 3 mil 300 estructuras. El segundo y tercer incendio más grande en la historia del estado, los complejos de rayos SCU y LNU en el norte de California, están ardiendo al mismo tiempo.

Las temperaturas ridículamente altas para la región establecieron más récords durante el fin de semana del Día del Trabajo y avivaron las llamas.

El mercurio subió a 121 grados Fahrenheit, unos 50° C, en Woodland Hills, California, el 6 de septiembre. Fue la temperatura más alta jamás registrada en el condado de Los Ángeles.

Por el momento el peligro aún no ha terminado, pues se prevé que California se enfríe esta semana, pero los bomberos se están preparando para una nueva amenaza. Se espera que los vientos de Santa Ana y Diablo azoten el estado y provoquen más problemas estos días.

Los vientos marinos cálidos y secos plantean problemas antes de lo habitual; por lo general, comienzan a provocar incendios en octubre.

Helicópteros de la Guardia Nacional de California rescataron ayer a 200 campistas que quedaron atrapados por el incendio Creek que explotó en todo el Bosque Nacional Sierra en el condado de Fresno.

Los rescates en helicóptero de personas atrapadas por el incendio Creek continuaron esta mañana mientras más de 7 mil 500 incendios ardían en todo el estado. El intenso calor del Creek Fire creó su propio clima, generando lo que se llama una nube de pirocumulonimbos que se elevó hasta 14.5 kilómetros de altura.

Se pronostica que la actividad de la temporada de incendios “pico” durará hasta mediados de septiembre debido a la sequía en el oeste, según el Centro Nacional Interagencial de Incendios.

Las temperaturas más frías y la lluvia le darán a California un pequeño descanso hacia el final del mes, antes de que los vientos vuelvan a ser un problema en octubre.

Los incendios forestales están quemando áreas cada vez más grandes en California a medida que los gases de efecto invernadero calientan el planeta, de acuerdo a información de The Verge.

El área de tierra quemada cada año en el estado se ha quintuplicado en las últimas cinco décadas, según un informe de 2019. Antes de que 2020 rompiera récords, 2018 tenía el récord de la mayor cantidad de hectáreas quemados en un año.

Ese año, el Camp Fire que casi arrasó con la ciudad de Paradise, California, se convirtió en el incendio más mortífero y destructivo en la historia del estado. De manera alarmante, el récord de California en 2018, poco más de 809 mil hectáreas quemadas, se estableció en noviembre de ese año. Este año, los incendios forestales superaron ese récord el 7 de septiembre. Con casi cuatro meses restantes en 2020, la temporada de incendios forestales de California aún podría empeorar mucho.