Ley Renacer “hará rendir cuentas a Ortega” en Nicaragua, aseguran legisladores de EE. UU.

Representantes demócratas y republicanos aseguran que la legislación conocida como la Ley Renacer traerá “consecuencias” para el Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo en Nicaragua.

Tras la luz verde este miércoles de la Cámara de Representantes de Estados Unidos a la Ley de Reforzamiento de la Adherencia de Nicaragua a las Condiciones para la Reforma Electoral, conocida como Ley Renacer, legisladores del Partido Demócrata y del Partido Republicano aseguran que el texto legislativo permitirá presionar aún más a la administración de Daniel Ortega y Rosario Murillo por sus actos al frente del Gobierno del país centroamericano.La ley, que aún debe ser firmada por el presidente Joe Biden y se espera lo haga el viernes, tiene como objetivo presionar a la administración nicaragüense por la falta de garantías democráticas en las inminentes elecciones presidenciales y sus acciones represivas contra los opositores y activistas contrarios al Ejecutivo del país centroamericano.

“Acuerdo histórico”

La aprobación del texto legislativo se hace en un contexto “histórico”, según apuntan los representantes políticos estadounidenses, en tanto que legisladores de ambos partidos han votado positivamente por ello.

“Me enorgullece ver al Congreso unirse de manera bicameral para que el pueblo nicaragüense sepa que no vamos a ignorar sus gritos de desesperación”, señaló el senador demócrata Bob Menéndez en una comunicación escrita.

El también presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EE. UU. denunció que se está “presenciando el peor asalto autoritario de una democracia en América Latina en décadas” y avisó que “habrá consecuencias por la pseudo-coronación de su dictadura dinástica”.

“Mejorará la coordinación de sanciones”

Por su parte, el senador republicano Marco Rubio, de Florida, tildó de “falsos comicios” la cita electoral prevista para este 7 de noviembre en Nicaragua, en la que se debe elegir al presidente del país.

“Ante los falsos comicios presidenciales de este domingo en Nicaragua, el Congreso de EE. UU. está enviando un fuerte mensaje en contra del régimen corrupto y autoritario de Ortega y Murillo en su intento de subvertir la voluntad del pueblo nicaragüense”, apuntó.

En ese sentido, el congresista demócrata Albio Sires, de Nueva Jersey, señaló que esta ley “mejorará” la coordinación del Gobierno de Estados Unidos para implementar sanciones mucho más severas contra Nicaragua.

“Mejorará nuestra coordinación de sanciones con nuestros aliados, ampliará la supervisión de los préstamos de las instituciones financieras internacionales a Nicaragua y hará que Ortega rinda cuentas por los crímenes de les humanidad de su régimen” sostuvo.

“Golpe al Gobierno orteguista”

Sobre eso, la congresista María Elvira Salazar, de Florida, asegura que este documento que acaba de ser aprobado por el Congreso estadounidense “golpeará a Ortega donde más le duele, justo días antes de que consolide su dictadura a través de sus falsas elecciones presidenciales”.

El proyecto de Ley Renacer contempla que desde Estados Unidos se puedan sentar las bases para que, a través de la diplomacia, se puedan promover las elecciones democráticas en Nicaragua y, también, se revise la participación del país centroamericano en el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, República Dominicana y Centroamérica.

“Ya es hora de que revisemos la capacidad de Ortega de beneficiarse del libre comercio con Estados Unidos. Gracias a mis colegas por tomar medidas audaces contra este régimen malvado y por estar al lado del pueblo nicaragüense en su lucha por la democracia”, señaló Salazar en redes sociales.

Reacciones desde Nicaragua

Desde Nicaragua, las reacciones sobre esta ley tampoco se han hecho esperar. Héctor Mairena, vocero del movimiento Unamos, y que fue fundado por disidentes sandinista dijo a la Voz de América que la aprobación de la Ley Renacer “constituye una de las medidas más contundentes que los Estados Unidos ha tomado en contra del régimen de Daniel Ortega” y consideró que esto solo es el primer paso del paquete de medidas que la comunidad internacional adoptará tras los comicios del 7 de noviembre.

“La comunidad internacional no va a permanecer impávida frente a las violaciones a derechos humanos y a la democracia”, indicó Mairena, quien espera una pronta reacción de la Unión Europea y países que conforman la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Radio World Powered By : radioworld.com