Las autoridades Guatemala anuncia nuevas restricciones ante segunda ola de contagios por COVID-19

Las autoridades están preocupadas por el relajamiento de la población ante la pandemia. Otros países de la región también han implementado nuevas regulaciones.

Un repunte en los casos de COVID-19 en Guatemala ha llevado al Ministerio de Salud a anunciar nuevas medidas que buscan contener y prevenir los contagios. La institución asegura que se encuentran ante una segunda ola de contagios del virus.

Según la viceministra de Salud, Lucrecia Ramírez, la población ha descuidado las medidas, pese a que Guatemala se encuentra en el “peor mes de contagios por la pandemia”.

Entre las directivas que el ministerio publicó en su cuenta de Twitter está la regulación de horarios de los mercados municipales, supermercados, tiendas, restaurantes, centros comerciales y bares, y quedan prohibidas ferias o reuniones que impliquen aglomeraciones de personas.

Las restricciones de horarios entraron en vigencia el martes 26 de enero. En el caso de los mercados municipales estarán abiertos de 6:00 a.m. a 2:00 p.m., e implementarán horarios diferenciados para la población mayor de 60 años.

Además, se intensificarán los operativos por parte de las autoridades competentes para garantizar que se cumpla la ley seca. También se impondrán sanciones económicas a personas o negocios que incumplan las medidas, estos últimos podrían enfrentar cierres de negocios en caso de ser reincidentes.

Además, el Gobierno volvió a limitar el aforo para cada establecimiento, así como a reforzar los protocolos de bioseguridad emitidos por el ministerio, como el uso obligatorio de la mascarilla, mantener las distancias y el lavado de manos.

Otros países de Centroamérica anuncian medidas

Pese a que otros países -como Costa Rica- ya empezaron con su campaña de vacunación, también han dado a conocer nuevas regulaciones para frenar los contagios que siguen en aumento.

El Gobierno costarricense dijo que continuará con su proceso de apertura de actividades de forma gradual y que a partir del mes de febrero se aplicarán una serie de medidas restrictivas en seguimiento de los protocolos sanitarios necesarios para evitar más propagaciones de la enfermedad.

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) advirtió que se aplicarán restricciones a la circulación de vehículos durante los fines de semana.

Panamá por su parte, a pesar de que a inicios de semana reportó que por primera vez desde noviembre, la cifra diaria de pacientes recuperados de la COVID-19 superó la de nuevos contagios, mantendrá algunas restricciones y levantará otras.

El ministro de Salud panameño, Luis Francisco Sucre, explicó que se suspenderá la cuarentena total de lunes a viernes en la provincia central de Herrera a partir del próximo 1 de febrero, pero reiteró que se mantendrá el toque de queda -de las 9:00 a.m. a las 04:00 a.m.- y el confinamiento obligatorio los fines de semana.