La OMS: Por qué el mundo no vencerá el COVID-19 este año

Autoridades del organismo advierten que las buenas noticias en relación con las vacunas vienen sin embargo acompañadas de nuevas cifras de ascenso de casos diarios globales, por lo que aún hay retos.

No es realista creer que el mundo vencerá para fines de año a la pandemia de COVID-19, afirmó la Organización Mundial de la Salud (OMS) el lunes.

El director de emergencias de la OMS, Michael Ryan, dijo que el virus del SARS-CoV-2 sigue activo, teniendo en cuenta que la cifra global de nuevos casos se incrementó esta semana tras siete semanas consecutivas de baja.

“Sería muy prematuro y diría carente de realismo pensar que vamos a terminar con el virus para fines de año”, manifestó Ryan en conferencia de prensa.

Personal de la Salud atienden pacientes con COVID-19 en un hospital de Reino Unido. Foto/ AFP

“Pero pienso que con lo que sí podemos terminar, si somos inteligentes, es con las hospitalizaciones, las muertes y la tragedia que trae esta pandemia”, expresó.

Ryan indicó que el objetivo de la OMS es bajar los niveles de contagio, ayudar a prevenir la emergencia de variantes y reducir también las cifras de las personas que se enferman.

Destacó que vacunar al personal sanitario más expuesto y a las personas vulnerables “quita miedo y tragedia” a la pandemia.

El director de la OMS Tedros Adhanom Ghebreyesus quiere que la vacunación del personal sanitario esté en camino en todos los países en los primeros cien días de 2021.

Se congratuló de que las primeras inyecciones de dosis en el marco del plan global Covax de acceso a la vacuna fueron aplicadas en Ghana y Costa de Marfil, aunque lamentó que esto ocurra casi tres meses después del inicio de las campañas de vacunación en los países ricos.

La vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 fue la primera en ser aprobada para su aplicación en Reino Unidos y posterior en Estados Unidos. Foto/AFP

“Y es lamentable que en algunos países sigan vacunando con prioridad a jóvenes y adultos saludables con bajo riesgo de contraer la enfermedad, en vez de vacunar trabajadores sanitarios y personas mayores en otros lugares”, agregó.