La OMS alerta: Uno de cada tres niños tiene peligrosos niveles de plomo en sangre

Un informe de la Organización Mundial de la Salud y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. dice que los altos niveles de plomo en los niños son “causa de acción”

Según un nuevo estudio, casi uno de cada tres niños en todo el mundo tiene altos niveles de plomo en el torrente sanguíneo, cuando la contaminación generalizada por plomo pone a millones de jóvenes en riesgo de daño mental y físico irreversible.

Unos 800 millones de niños tenían niveles de plomo de 5 microgramos por decilitro o más en su torrente sanguíneo, mostró el estudio realizado por la agencia de las Naciones Unidas UNICEF y el grupo ambientalista Pure Earth, niveles considerados lo suficientemente altos como para perjudicar el desarrollo de cerebros, sistemas nerviosos y órganos vitales como el corazón y los pulmones.

La Organización Mundial de la Salud y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. dijeron que los altos niveles de plomo en los niños eran una “causa de acción”, según el informe, que citó el reciclaje inadecuado de baterías y las fundiciones al aire libre entre los contaminadores de plomo.

La conclusión inequívoca de esta investigación es que los niños de todo el mundo están siendo envenenados por plomo en una escala masiva y previamente no reconocida“, dijo el informe publicado el jueves.

Citó una amplia gama de factores responsables de los altos niveles de plomo en la sangre de los niños, desde el reciclaje inadecuado de baterías de plomo-ácido y hogares con pintura de plomo descascarada hasta vertederos de desechos electrónicos con plomo y contaminación de alimentos debido a la cerámica vidriada con plomo.

Las baterías de plomo-ácido podrían ser un culpable clave, con casi el 85% del plomo utilizado en todo el mundo para su producción, para su uso en telecomunicaciones y equipos de respaldo de energía, así como en vehículos convencionales y eléctricos.

Si bien más del 95% del plomo de las baterías se recicla en Estados Unidos y Europa, las economías en desarrollo carecen de las instalaciones para reutilizar el metal pesado, según el estudio.

El informe también dijo que cuanto más tiempo la toxina pasa desapercibida en el torrente sanguíneo y permanece sin tratamiento, más peligrosa y potencialmente letal se vuelve.