La mutación “N5017”, la nueva cepa del coronavirus

La nueva cepa del SARS-CoV-2 se está convirtiendo en dominante porque se propaga más rápido y está causando incremento de hospitalizaciones en el Reino Unido, pero no hay prueba de que sea más letal.

La aparición en el Reino Unido de una nueva cepa del coronavirus, mucho más contagiosa que las otras, preocupa a los epidemiólogos y llevó a varios países a suspender sus vuelos procedentes del territorio británico este domingo.

Hasta el momento se sabe que:

Se propaga más rápido y se está convirtiendo en dominante

Causó el incremente de contagios en Londres y hospitalizaciones

La mutación apareció a mediados de septiembre Londres o en Kent

Hasta el momento nada indica que cause una tasa de mortalidad más alta o que afecte a las vacunas y los tratamientos.

La nueva cepa incorpora una mutación, llamada “N5017”, en la proteína de la “espícula” del coronavirus, que le permite engancharse a las células humanas para penetrarlas.

Una nueva cepa

El consejero científico del gobierno británico, Patrick Vallance, indicó el sábado que esta nueva variante del SARS-CoV-2, además de propagarse rápidamente, se estaba convirtiendo en la forma “dominante”, lo que conllevó “una subida muy fuerte” de los ingresos hospitalarios en diciembre.

La nueva cepa habría aparecido a mediados de septiembre en Londres o en Kent (sureste), según él.

“El grupo consultivo sobre amenazas nuevas y emergentes de virus respiratorios (NERVTAG) considera que esta nueva cepa puede propagarse más rápidamente”, declaró el médico-jefe de Inglaterra, Chris Whitty, en un comunicado.

Esta idea se basa en la constatación de “un aumento muy fuerte de casos de contagio y de hospitalizaciones en Londres y en el sureste, respecto al resto de Inglaterra, en los últimos días”, señala el profesor de Medicina Paul Hunter, de la Universidad de East-Anglia, citado en la página web de Science Media Centre.

“Este aumento parece estar causado por la nueva cepa”, agregó, en alusión a las informaciones aportadas por las autoridades sanitarias.

Sin embargo, “nada indica, de momento, que esta nueva cepa cause una tasa de mortalidad más alta o que afecte a las vacunas y los tratamientos, pero se están realizando trabajos de forma urgente para confirmar eso”, agrega Chris Whitty.

Epidemiólogos preocupados

La información “sobre esta nueva cepa es muy preocupante”, afirmó el profesor Peter Openshaw, inmunólogo del Imperial College de Londres, citado por Science Media Centre. Sobre todo, porque “parece ser entre un 40% y un 70% más transmisible”.

“Es una muy mala noticia”, apuntó el profesor John Edmunds, de la London School of Hygiene & Tropical Medicine. “Parece que este virus es mucho más infeccioso que la cepa precedente”.

En su página de Facebook, el genetista francés Axel Kahn recordó que, hasta ahora, “se han secuenciado 300.000 mutantes del SARS-CoV-2 en el mundo”.

La nueva cepa incorpora una mutación, llamada “N5017”, en la proteína de la “espícula” del coronavirus, que le permite engancharse a las células humanas para penetrarlas.

Según el doctor Julian Tang, de la Universidad de Leicester, “esta mutación N501Y ya circulaba mucho antes, de forma esporádica, este año fuera del Reino Unido, en Australia en junio-julio, en Estados Unidos en julio y en Brasil en abril”.

“Los coronavirus mutan todo el tiempo, así que no es sorprendente que emerjan nuevas variantes del SARS-CoV-2”, recordó el profesor Julian Hiscox, de la Universidad de Liverpool. “Lo más importante es intentar saber si esa variante tiene propiedades que impactan en la salud de los humanos, los diagnósticos y las vacunas”.

“Cuantos más virus haya y, por ende, más personas afectadas, más mutaciones aleatorias habrá” que sean “ventajosas para el virus”, agregó Axel Kahn.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), además de “los indicios preliminares de que la variante podría ser más contagiosa”, la cepa en cuestión “también podría afectar a la eficacia de algunos métodos de diagnóstico”, eso sí, “según informaciones preliminares”.

Sin embargo, “no hay ninguna prueba de algún cambio en la gravedad de la enfermedad”, aunque esa cuestión también se está investigando.

¿Serán efectivas las vacunas?

Ewan Birney, subdirector general del Laboratorio Europeo de Biología Molecular y codirector de su Instituto Europeo de Bioinformática en Cambridge, aseguró a The Guardian que las vacunas han sido probadas con muchas variantes del virus en circulación, “por lo tanto, hay razones para pensar que las vacunas aún funcionarán contra esta nueva cepa, aunque obviamente eso debe ser probado a fondo”.

La mayoría de las vacunas contra el coronavirus apuntan a la proteína conocida como “de espiga” o “de pico” que el virus usa para adherirse a las células humanas. Las vacunas preparan al cuerpo para poder detectar la proteína de punta para que el sistema inmunológico pueda detectar el virus. Sin embargo, si la proteína de pico muta, el cuerpo podría no reconocer el virus y las vacunas pueden resultar ineficaces.

El profesor Calum Semple, de la Universidad de Liverpool, explicó a The Telegraph que “algunas de las mutaciones están ocurriendo en la llave que el virus usa para desbloquear las células. Y esto lo vemos con la gripe cada año y por eso la vacuna contra la gripe tiene que cambiar año tras año”.

Añadió: “Yo esperaría que la vacuna aún fuera razonablemente efectiva porque actualmente es efectiva en un 95 por ciento. Incluso si bajamos algunos puntos porcentuales, seguirá siendo lo suficientemente buena, y mucho mejor que muchas otras vacunas en el mercado”.

El especialista, sumó optimismo: “La buena noticia es que las nuevas vacunas son esencialmente como los correos electrónicos que enviamos al sistema inmunológico, y son muy fáciles de ajustar. Así que si sabemos que ha cambiado muy ligeramente, sólo tenemos que editar ese correo electrónico, cambiar una o dos palabras y entonces la vacuna que estará lista en seis u ocho semanas después de eso, será competente y mejor dirigida a la nueva cepa”.

Por su parte, expertos europeos indicaron este domingo que las vacunas son efectivas contra la cepa mutada detectada en Reino Unido. “Por todo lo que sabemos hasta el momento, y tras las discusiones que han tenido lugar entre expertos de las autoridades europeas”, la nueva variante del virus “no tiene ningún impacto en las vacunas” que siguen siendo “igual de eficaces”, dijo el ministro de Salud alemán, Jens Spahn, a la cadena televisiva pública ZDF.

“Serían muy buenas noticias”, añadió el ministro, cuyo país ocupa actualmente la presidencia rotatoria de la Unión Europea.

Suspensión de vuelos

La confirmación del nivel de transmisibilidad de esta cepa llevó a las autoridades británicas a decretar un nuevo confinamiento en Londres y en parte de Inglaterra, que afecta a un total de 16 millones de habitantes.

La OMS instó a sus miembros en Europa a “reforzar sus controles”. Fuera del territorio británico, se detectaron nueve casos en Dinamarca, uno en Holanda y otro en Australia, según la OMS.

Por su parte, el Centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDC), que integra a una treintena de países, incluyendo a los miembros de la UE y al Reino Unido, no “descartó” que la variante esté circulando ya fuera del territorio británico.

Después de Holanda y Bélgica, que suspendieron el domingo todos los vuelos de pasajeros provenientes del Reino Unido, otros países como Italia, Rumania y Alemania también anunciaron que cesarán momentáneamente las conexiones aéreas.

No obstante, esta lista no es exhaustiva, pues numerosos gobiernos europeos están estudiando la posibilidad de adoptar medidas parecidas.

Además, Berlín también prepara restricciones a las conexiones aéreas con Sudáfrica, donde se detectó la misma cepa del virus.

Bélgica anunció este lunes que la variante del coronavirus identificada en el Reino Unido circula desde hace al menos un mes por Bélgica, que se suma Países Bajos e Italia quienes también han anunciado haber detectado esa cepa.

“Esa variante no se limita al Reino Unido, se ha detectado en otros lugares en el mundo, entre otros en Países Bajos y Bélgica”, declaró este lunes en rueda de prensa el portavoz del equipo técnico contra el coronavirus, Yves Van Laethem.

El virólogo agregó que “actualmente hay 4 casos conocidos en Bélgica y esa detección se hizo hace un mes”.

“Es posible que haya más casos circulando en nuestro país y en otros países de la Europa continental”, añadió Van Laethem.

El virólogo recordó que se tiene constancia de esa mutación “desde el mes de septiembre” y que actualmente representa “el 60 % de las nuevas infecciones en el Reino Unido”.

“Hay otras variantes que circulan en nuestro país y otros países (…). Es totalmente normal que aparezcan variantes” y “eventualmente se vuelvan dominantes”, añadió Van Laethem, quien indicó que no se sabe si la nueva variante se transmite con más facilidad y “hay que esperar aún a tener un cierto número de datos para ver si realmente es más contagiosa”.

“En todo caso, nada nos muestra que sea más violenta, más agresiva o más peligrosa para nuestra salud. Nada nos muestra que impida que las vacunas nos den una inmunidad contra la Covid marcada con esa variante”, agregó.

El experto belga atribuyó el hecho de que la variante se haya identificado en el Reino Unido a que ese país tiene “uno de los programas de investigación y de vigilancia genética más eficientes y completos del mundo”, que les permite analizar “sistemáticamente entre el 5 y el 10 % de las muestras para conocer su composición genética”.

“Muchos otros países son mucho más limitados en el tanto por ciento de muestras que estudian en profundidad”, indicó Van Laethem, quien precisó que el Reino Unido no es el único lugar donde aumentan significativamente los contagios, algo que también ocurre en Países Bajos, Dinamarca, República Checa y Eslovaquia. .

En cualquier caso, recomendó “no viajar y limitar al máximo los desplazamientos”.

Bélgica, al igual que Alemania, Francia, Países Bajos, Italia o Austria, Canadá o Israel, anunció este domingo que cierra temporalmente y al menos durante 24 horas las conexiones aéreas y ferroviarias con el Reino Unido por la nueva variante del coronavirus detectada en ese país.