La jícama Aquí te decimos cómo beneficia tu salud

Estamos en temporada de jícamas, por lo que hoy te contamos sobre las asombrosas propiedades de este delicioso fruto que no debes desaprovechar.

En rodajas o bastoncitos, con mucho jugo de limón, sal, chile y alguashte, o bien sola como un tentempié saludable, la jícama es un bocadillo imposible de rechazar. Cultivada originalmente en México, ha traspasado fronteras y se disfruta en gran manera en Centroamérica, pero también en Asia, donde goza de gran popularidad.

El portal healthline.com, la describe como un tubérculo de pulpa jugosa y crujiente, con un sabor ligeramente dulce y a nuez. Esto hace que muchos crean que es producto del cruce entre una papa y una pera.

Muchos la conocen con el nombre de ñame, papa mexicana, castaña de agua mexicana y como nabo chino.

A continuación te compartimos algunas de las benéficas cualidades de este fruto.

 

La jícama también puede prepararse al horno. Muchos la comen en lugar de las papas francesas. Foto Pixabay.com

1. Muy nutritiva
Es rica en carbohidratos complejos y una excelente fuente de fibra, además es una rica fuente de minerales, como ácido fólico, magnesio, potasio, manganeso. De igual manera, el blog foodrevolution.org indica que contiene pequeñas cantidades de ácidos grasos insaturados omega-3 y -6, así como cantidades apreciables de vitaminas B1, B2, B5, B6 y E, además de zinc, cobre, calcio y fósforo.

Por otro lado, es una gran fuente de vitamina C, “una vitamina esencial soluble en agua que actúa como un antioxidante en su cuerpo y es necesaria para muchas reacciones enzimáticas”, de acuerdo con healthline.com.

2. Mejora la digestión
Para gozar de una buena salud intestinal, una clave es consumir suficiente fibra dietética, la cual agrega volumen a las heces y mantiene el movimiento suave y regular de los intestinos, además de que reduce el riesgo de diversas enfermedades y trastornos digestivos.

La jícama es una rica fuente de fibra, sobre todo de una llamada inulina. Según explica foodrevolution.org , esta es un prebiótico, es decir un alimento para los probióticos (las bacterias buenas de tu intestino), que les ayuda a hacer su trabajo y mantenerte saludable.

Las jícamas pueden consumirse crudas o cocidas.

De acuerdo con Healthline.com, algunos estudios han demostrado que la inulina puede aumentar la frecuencia de las deposiciones hasta en un 31% en personas con estreñimiento, y mejorar esa condición gracias a su alto contenido de agua.

3. Puede ayudarte a perder peso
Si bien es un alimento rico en nutrientes, la jícama ofrece la ventaja de ser un fruto relativamente bajo en calorías. Y gracias a su contenido de fibra y agua te ayuda a sentirte lleno por más tiempo.

Otro beneficio de la fibra es que retarda la digestión, lo que ayuda a evitar que los niveles de azúcar en sangre aumenten demasiado rápido después de comer. Además la inulina que contiene también se ha relacionado con la pérdida de peso y se ha demostrado que afecta las hormonas que afectan el hambre y la saciedad.

De esta manera, al consumir jícama aumentan las bacterias intestinales que ayudan a perder peso, además de que te ayudará a sentirte más satisfecho después de una comida.