La inflación en Estados Unidos se disparó a su nivel más alto en 30 años (y qué consecuencias puede tener)

El costo de vida de los estadounidenses se ha disparado.

La tasa de inflación interanual en octubre fue de 6,2%, la mayor cifra registrada en el país en 30 años, según informó este miércoles la Oficina de Estadísticas Laborales estadounidense.

Los alimentos, el combustible, los autos y la vivienda son algunos de los productos cuyo aumento de precio impulsó este récord histórico.

El aumento de la inflación ha sido una preocupación creciente para los consumidores que ven cómo disminuye su poder adquisitivo.Productos como la carne, el pescado y los huevos subieron más que otros alimentos, mientras que los precios de la gasolina llegaron a niveles máximos en los últimos siete años.

La inflación se está acelerando a medida que la economía se recupera de los efectos de la pandemia de covid-19, aumenta el consumo de la población y persisten los cuellos de botella en las cadenas de suministro que afectan el flujo normal de los productos a nivel global.

Tras conocerse el dato inflacionario, el presidente de EE.UU., Joe Biden, aseguró que disminuir la inflación es una de sus “principales prioridades”.

Joe Biden

El presidente de EE.UU., Joe Biden, aseguró que disminuir la inflación es una de sus “principales prioridades”.

Varios factores

Uno de los factores que ha contribuido al aumento de la inflación es la escasez de trabajadores, una situación que ha hecho subir los salarios en algunos sectores de la economoía.

En diálogo con Elijah Oliveros-Rosen, economista senior de la consultora S&P Global Ratings, dice que en el salto inflacionario “influyeron los precios de los productos energéticos”, como también los atascos en el flujo global de productos y el alto valor de las viviendas.

“Es probable que los precios de la energía sigan subiendo en los próximos meses, pero al mismo tiempo, debería disminuir el impacto de los cuellos de botella en las cadenas de suministro”, agrega.

La estadounidense Bessy Clarke le dijo que ha notado el aumento en el precio de la gasolina.

“De manera constante, cada semana, sube cada vez más”. Antes gastaba US$23 para llenar su estanque, explica, y ahora US$30.

Bessy Clarke

A la estadounidense Bessy Clarke le afecta especialmente la subida en el precio de la gasolina y de la compra en el supermercado.

“Estoy pensando en cómo limitar mis viajes”, cuenta la camarera de Nueva Orleans, que también ha visto cómo ha subido el precio de los alimentos cuando hace la compra.

“Incluso en el restaurante donde trabajo, los precios de la carne han subido y ahora tenemos que traspasar ese precio a los consumidores”.

Principales consecuencias

Además de subir el costo de vida para los ciudadanos de a pie y encarecer las operaciones de las empresas, el récord de inflación añade presión a la Reserva Federal de EE.UU. (Fed, por sus siglas en inglés) para que suba las tasas de interés antes de lo previsto.

“Esto es una complicación para la Fed”, dice Hugo Osorio, subgerente de Estrategias de Inversión de la empresa de servicios financieros Falcom Asset Manager.

El organismo, encargado de la política monetaria de la mayor economía del mundo, ha anunciado un aumento de tasas de interés (el costo del dinero) para el próximo año.

Jerome Powell

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, considera que la alta inflación es “transitoria”.

En paralelo, ha comenzado una reducción gradual de su multimillonario programa de compra de bonos lanzado para apoyar a la economía tras la crisis provocada por la pandemia.

Las expectativas del mercado son que, debido a las presiones inflacionarias, el organismo podría adelantar la subida de las tasas, un movimiento que influye directamente en los mercados financieros y la economía global.

Por lo pronto, la meta de la Fed es acercarse en algún momento a su objetivo de mantener la inflación en un rango flexible en torno al 2%.

“Es preocupante el aumento de la inflación, pero hay que tener calma, porque no es un indicativo de que veremos una escalada permanente”, argumenta Osorio.

La Fed cree que las presiones inflacionarias son “transitorias”, lo que justificaría su decisión de no adelantar una subida del costo del dinero.

Sin embargo, otros economistas son escépticos y sostienen que la subida de la inflación será más permanente.

El aumento récord en los precios provocó una leve caída en Wall Street y un fortalecimiento del dólar.

Dibujo dólar y bandera de EE. UU.

Existe una fiebre global de emisión de deuda, en un contexto donde corren los dólares por todas partes. Wall Street está interesado en América Latina porque ofrece mejores tasas de interés para los inversores.

fuente:bbcmundo
Radio World Powered By : radioworld.com