La bandera de El Salvador brilló en inauguración de Juegos Panamericanos 2019

Una delegación de 55 salvadoreños participó anoche de la ceremonia de inauguración de los Juegos Panamericanos. Los atletas quedaron felices

LIMA. En un clima de una noche muy fría, pero con el corazón a tope, los Juegos Panamericanos de Lima quedaron inaugurados anoche, en el estadio Nacional de Perú. Entre cientos de atletas, los salvadoreños participaron del desfile, con alegría y orgullo de representar a El Salvador.

Se trató de un contingente azul de 55 nacionales, de ellos 23 atletas y el resto entrenadores, los que saludaron al público presente, sonrieron, y caminaron honrados de portar el azul y blanco en su ser. Con mucha garra, como la garra del jaguar que representaba parte de su atuendo en la gala. Felicidad total.

Y al frente, con la pabellón en alto, estaba Roberto Hernández, el abanderado. Satisfecho. En el momento que más esperaba, para esta justa. No tiró flechas, pero sí tiró su carisma y su esencia de santaneco, orgulloso de su país.

El abanderado, quien lució con un paso impecable tras dejarse escuchar el nombre de El Salvador, manifestó su sentir por esta oportunidad de estar en ese escenario de Lima, portando la bandera nacional: “Pues súper bien, muy alegre. (El jueves), no tenía ni sueño de lo emocionado que estaba”.

“Muy feliz. El grupo que estamos acá hemos estado muy unidos, y hace sentir la experiencia a otro nivel”, reiteró el tirador.

Foto: COES

Hernández, en quien hay puestas buenas expectativas por su posibilidad de lograr una medalla en el individual del compuesto, contó si el ser portador de la bandera ayuda a enriquecer la experiencia competitiva. “Sí, claro. Es una extra de motivación. Porque todo el equipo del Comité Olímpico me ha hecho sentir especial y los atletas también. Recién subí en el ranking mundial también, así que vamos con todo (a la competencia)”, expresó Roberto, quien por ahora es el número 11 del mundo en la clasificación.

Por su parte, las voleibolistas de playa, quienes ya han estado compitiendo, manifestaron sus emociones. María Fernanda Vargas afirmó: “Emocionante. Siempre es chivo representar al país, somos poquitos atletas, no estamos todos los que representamos al país, pero que vean que estamos ahí y que representar a El Salvador es genial”.

Mientras su compañera Kathya Vásquez complementó: “La verdad, súper bien, una inauguración súper chiva, y la verdad que bien emocionadas”.

Foto: COES

Lo formal de los atletas y toda su elegancia también quedó con el humor de Enrique Arathoon, de vela, quien dijo: “Contentos de estar con el equipo, para la inauguración. El traje me quedó muy bien, ahí hicimos lo que pudimos (risas). La semana pasada dije que iba a desfilar, y una talla más grande y otra más pequeña, pero le entramos muy bien”.

La noche siguió así entre el mejor ambiente de los atletas cuscatlecos. Previo a un recorrido de danzas locales con el que los peruanos contaron historias, músicas, leyendas, imágenes, personajes, tradiciones, sabores, colores. Un resumen de la riqueza cultural inca, y con la canción de los Juegos incluida durante el recorrido.

Y posterior, los salvadoreños y el resto de atletas presentes bailaron al ritmo de distintos artistas, siendo el principal Luis Fonsi, quien prendió a todos y los puso a bailar con sus ritmos muy “despacito”, para calentar una noche muy fría. Fría, pero que calentó a mil el corazón de los atletas salvadoreños.edh