La anorexia en mujeres más famosas de la historia

Ansiedad, baja autoestima, infancias infelices, familias disfuncionales, búsqueda de la perfección parecen ser el denominador común que promueven la anorexia en éstas mujeres.

Su relación con la comida al igual que con sus vínculos sociales y familiares han dejado dolorosas huellas en su cuerpo y en su mente.

La idealización de la esbeltez como el concepto belleza cobró fuerza desde el siglo XIX hasta hoy, sin embargo, el deseo de adelgazar para incrementar la autoestima es muy simplista, ya que en éste padecimiento subyacen sentimientos de melancolía, tristeza y soledad.

Jane Fonda señala que su padre, el legendario Henry Ford, le enseñó que lo que realmente importaba es su aspecto físico; transmitía a su hija un mensaje erróneo de que “si no eres perfecta no te van a querer”. Así ella tras superarlo se convirtió en el ícono del autocuidado y la belleza de toda mujer madura.

En nuestra era la moda de la esbeltez excesiva inició en los 60’s con la modelo Twiggy, y varias famosas han sido víctimas de ello, sabemos que Lady Gaga fue una niña rolliza y quien padeció bullying durante su infancia, y presentó periodos de bulimia y anorexia hasta convertirse en la personalidad que es ahora, que Angelina Jolie anunció la aparición de fantasmas de trastornos de la alimentación durante su divorcio con Brad PittKaren Carpenter la cantante del famoso dúo de los hermanos Carpenter en los 70´s falleció de anorexia ya que a pesar de su enorme éxito y popularidad no era feliz, también la princesa Magdalena de Suecia vivió varios episodios de bulimia y anorexia que tuvieron muy preocupada a la opinión pública sueca.

Sabemos también que muchas famosas que han superado ésta terrible enfermedad en la actualidad se dedican a dar pláticas sobre prevención de anorexia y bulimia a las chicas adolescentes, Demi Lovato por ejemplo asegura que la ayuda de su familia, además de un exhaustivo tratamiento terapéutico fueron fundamentales para superar esta terrible enfermedad, Victoria Beckham refiere en su biografía cómo reemplazar la comida por suplementos dietéticos y ejercicio de manera compulsivaLindsay Lohan habla del temor que tuvo a morir debido a sus trastornos de la conducta alimentaria y Mary Kate Olsen realiza campañas para ayudar a chicas con estos problemas.

Este padecimiento no es reciente, Octavia (53- 62 d.C.), la primera esposa de Nerón el emperador romano falleció de anorexia, pero quién no la hubiese padecido viviendo junto a un tirano como él.

Durante el medievo la anorexia adquirió un carácter religioso; ayunar y auto flagelarse eran considerados manifestaciones de castidad y pureza entre los católicos y hubo varias piadosas que han pasado a la historia como Santa Rosa de Lima, Santa Teresa de Ávila o Santa Catalina de Asís quién fue canonizada por el Papa Pío II y al final de su vida se alimentaba de hierbas amargas que escupía y un chícharo al día.

En el siglo XIX la moda del corsé para mantener la cintura lo más reducida posible hizo víctima de ello a muchísimas mujeres, entre ellas la emperatriz Sissi, quien también falleció de anorexia.

Es evidente que esta enfermedad vinculada al obsesivo deseo de esbeltez ya no es solo un padecimiento exclusivo le las mujeres, este deseo de perfección se ha extendido también a los hombres y está asociada una multiplicidad de factores sociales, culturales, religiosos, familiares, y psicológicos que afectan la salud física. La anorexia es un trastorno mental grave que requiere de un tratamiento multidisciplinario focalizando primordialmente lo psicológico y nutricional.

Tener los conocimientos básicos para identificar a tus familiares, amigos o seres queridos con trastornos de la alimentación resulta fundamental para poderlos ayudar; los primeros síntomas inician con una disciplina férrea al estudio o al trabajo, poco a poco van alterando su alimentación eliminando los alimentos que consideran más calóricos como los dulces y frituras, luego disminuyen sus porciones y paulatinamente van reduciendo su variedad de alimentos eliminando los que piensan que “engordan”, así en un proceso paulatino van poniendo excusas para no comer con la familia señalando que ya comieron o que no tienen hambre, esparcen la comida por todo el plato para que parezcan los restos de comida y comen muy lentamente, ocultan la comida en las servilletas o los bolsillos y luego la tiran. Eligen alimentos light y cuentan las calorías de cada alimento, se quejan de que es demasiada comida y de que les duele el estómago, se aíslan socialmente para evitar los comentarios y se sacian con agua o chicles para evitar comer.

Fotografía por Marie Hald

Se saturan de actividades para no pensar en lo que realmente les preocupa, realizan ejercicio extenuante, así pierden la grasa, luego masa muscular y por la desnutrición, pierden la menstruación y el pelo que cada vez es más frágil y quebradizo, aparecen consecuencias metabólicas como problemas cardiacos, tiroideos, hepáticos, endocrinológicos, gástricos, insomnio, mareos, etc. En la medida que disminuyen el alimento e incrementan el ejercicio, están siempre fatigados y con frío, por lo que se ponen varias capas de ropa, lo cual también les permite también ocultar su extrema delgadez.

La anorexia es un trastorno mental grave de con consecuencias físicas, sociales y familiares, que requiere de un tratamiento multidisciplinario, y de un intenso proceso psicoterapéutico, abordar el tema con ellos resulta muy difícil y debe manejarse con mucho tacto y con orientación profesional tanto para el paciente como para su familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com