la alerta verde a amarilla en El Salvador ante la tormenta tropical Eta que afectará Centroamérica

El sistema atmosférico que mantiene en alerta de huracán a la costa hondureña y nicaragüense afectará con lluvias a El Salvador, según Medio Ambiente. Según autoridades de Protección Civil, hay 1,152 albergues disponibles para la población.

La Comisión Nacional de Protección Civil elevó este domingo la alerta verde a amarilla en El Salvador ante la tormenta tropical Eta que se formó en Mar Caribe y que afectará al país con lluvias en las próximas horas.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés) pronostica que Eta se convierta en huracán para el lunes, y el martes por la mañana esté cerca de las costas nororientales de Nicaragua y Honduras, donde las autoridades ya han emitido una advertencia sobre el ciclón.

“En este momento se eleva alerta amarilla a nivel nacional por el inminente impacto que se pueda dar por el fenómeno natural en Nicaragua, nosotros tenemos que prever y vamos en escalada en las alertas”, dijo el ministro de Gobernación, Mario Durán, en declaraciones a la prensa ofrecidas este domingo desde la zona del deslave en Nejapa, donde se realizaba la búsqueda de la última persona desaparecida durante la tragedia, así como la remoción de escombros.

Mientras que horas después, Protección Civil y autoridades de Medio Ambiente dieron una conferencia de prensa en la que dieron a conocer cómo se preparan ante la influencia de la tormenta Eta. El ministro Durán indicó que hay 1,152 albergues disponibles en caso lo necesite la población. “Estamos esperando estas lluvias para las próximas 48 horas, pero estamos anticipándonos a cualquier situación que se pudiera presentar”, dijo el funcionario.

El Ministerio de Medio Ambiente ha explicado que la influencia de Eta sobre El Salvador estaría generando precipitaciones que podrían comenzar a percibirse desde el lunes y con mayor énfasis el martes cuando el sistema se ubique en el Cabo Gracias a Dios.

El sábado Protección Civil declaró alerta verde ante la formación de la depresión tropical número 29 en el Atlántico que horas después se convirtió en tormenta tropical Eta.

El fenómeno activa la emergencia en el país, luego que el pasado jueves por la noche un deslave sepultara a una comunidad en el municipio de Nejapa, en el departamento de San Salvador, y dejará por lo menos nueve personas muertas y ocho lesionadas.

Las precipitaciones anunciadas aumentan el riesgo de deslizamientos de tierra, desbordamiento de ríos e inundaciones en esta nación centroamericana.

Eta, nombre de una letra del alfabeto griego, que se usa para denominar tormentas cuando se agota la lista de la Organización Meteorológica Internacional, estaba a las 12.00 GMT 215 millas (345 km) al sur de Kingston, Jamaica y cerca de 435 millas (700 km) al este del cabo Gracias a Dios, en la frontera de Nicaragua y Honduras.

Según el Centro Nacional de Huracanes presentaba vientos máximos sostenidos de 40 millas por hora (65 km/h) y se movía a 15 millas por hora (24 km/h).

En la trayectoria pronosticada, se espera que el centro del ciclón esté cerca de las costas del noreste de Nicaragua y Honduras el lunes por la noche con fuerza de huracán y toque tierra el martes en la mañana.

El Centro Nacional de Huracanes ha emitido una vigilancia de huracán para la costa del noreste de Honduras desde Punta Patuca hasta la frontera con Nicaragua y otra para la costa del noreste de Nicaragua desde la frontera con Honduras hasta Puerto Cabezas.