Jerusalén: Kushner enfrenta nuevo obstáculo político para impulsar plan de paz para el Medio Oriente

Tres importantes actores en el retrasado plan de paz para el Medio Oriente, del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reunieron en Jerusalén el jueves, pero no dieron pistas sobre si su componente político se pospondría aún más por los tumultuosos eventos en Israel.

El asesor de Trump, Jared Kushner, y el enviado de Estados Unidos a Medio Oriente, Jason Greenblatt, se reunieron con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, durante una visita a la región para obtener apoyo para una conferencia económica en Bahrein el mes próximo.

El gobierno de Trump ha dicho que espera usar esa reunión para revelar el escenario económico de su propuesta, que ha denominado “el acuerdo del siglo”.

“(Este) está programado para el 25 y 26 de junio”, dijo el jueves un funcionario de la administración en Washington, agregando que el plan político se dará a conocer “cuando sea el momento adecuado”.

Kushner y Greenblatt llegaron justo cuando Israel se encontraba en camino a una elección nacional anticipada el 17 de septiembre, luego de que Netanyahu no logró formar una coalición de gobierno y los legisladores votaron para disolver el parlamento el jueves.

Netanyahu intentó minimizar el contratiempo, refiriéndose solo a “un pequeño evento anoche”, durante breves comentarios conjuntos con Kushner. “Eso no nos va a detener, vamos a seguir trabajando juntos”, dijo.

“Me siento tremendamente alentado por la forma en que Estados Unidos, bajo el presidente Trump, están trabajando para reunir a los aliados en esta región contra los desafíos comunes, pero también para aprovechar las oportunidades comunes”.

Kushner tampoco hizo una mención directa del plan, y dijo que la seguridad de Israel era crítica para Washington y que estaban “muy entusiasmados con el potencial que tiene para Israel y para la relación”.

La implementación del plan se esperaba por primera vez a finales de 2018 o principios de 2019, pero se pospuso para dar tiempo a Netanyahu para celebrar las elecciones que tuvieron lugar en abril y llevaron al resultado no concluyente del jueves.No está claro si se pospondrá nuevamente hasta después de la votación de septiembre.

La conferencia de Bahrein tiene como objetivo fomentar la inversión en los territorios palestinos por parte de los países árabes, antes de abordar las difíciles cuestiones políticas en el corazón del conflicto.

Israelíes y palestinos se apresuraron a señalar la posible interrupción de una nueva elección.

En el periódico liberal de Israel, Haaretz, bajo el título “El pésimo momento de Kushner”, el analista Amir Tibon escribió que con otra campaña electoral pendiente, “el taller del Golfo ya no está en el tope de la agenda de nadie”.

El principal negociador de los palestinos, Saeb Erekat, dijo en broma que el plan de Trump, que creen que tendrá un gran peso en favor de Israel, era ahora “el acuerdo del próximo siglo”.

El liderazgo palestino se ha negado a tratar con el gobierno de Trump desde que el presidente reconoció a Jerusalén como la capital de Israel.

“El calendario estadounidense generalmente se construye sobre la base del calendario israelí o la agenda israelí”, dijo Hanan Ashrawi, de la Organización de Liberación de Palestina.

“Están comprando tiempo para Israel, (mientras que) por otro lado, en realidad están impidiendo cualquier iniciativa política seria para tratar los problemas”.

 

 

fuente:voanoticias

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com